PAQUETE DE NOTICIAS..ACTUALIDAD DE LA SELECCIÓN ALEMANA

Löw: “Cuando avanza el torneo, deciden detalles como la suerte, los árbitros o un mal día”

Joachim Löw, técnico de Alemania, habla sobre su selección en miras al Mundial de Rusia, a punto de comenzar. Si bien es cierto que la escuadra alemana no tiene un nombre propio con tanto peso como el de Messi, Cristiano o Neymar, el seleccionador germano considera más importante tener un equipo cohesionado, tanto como el que logró el título mundial hace cuatro años en Brasil.

“Nosotros vivimos de nuestro juego, nuestra formación, nuestra mentalidad de equipo. Lo probamos en 2014. Cada uno en el equipo disfruta de una gran estima, no hubo egoísmos en exceso“, aseguro Löw.

Para la cita en cuestión, el seleccionador ha formado un grupo que mantiene la columna vertebral del campeón de hace cuatro años con la incorporación de jugadores jóvenes que ya brillaron el año pasado en la Copa Confederaciones. “¿Por qué no? Sabía que algunos jugadores como Toni Kroos, Mats Hummels, Jerome Boateng, Thomas Müller, Sami Khedira, Mesut Özil y otros tienen posibilidades también de seguir evolucionando tras ganar el título en 2014. Estaba claro de que son el esqueleto, algo que necesitan los jugadores jóvenes”, explicó.

No es mi principal deber a toda costa acompañar a los jugadores en cada situación de la vida”.

Y añadió, “naturalmente es más sencillo con jugadores con los que se ha trabajado durante mucho tiempo. Con estos jugadores surgen a veces conversaciones sobre otros temas. Tienen familia, hijos, han vivido mucho en la vida, tienen más experiencia. Sin embargo, no es mi principal deber a toda costa acompañar a los jugadores en cada situación de la vida. Como es normal, me gusta saber qué es lo que les mueve. Pero en primera línea se trata de contribuir a que sigan desarrollándose a nivel deportivo”.

Jóvenes, por otra parte, que ya saben lo que es alcanzar el éxito con él en el banquillo. “En la Copa Confederaciones tuvimos otro estilo de juego con muchos jugadores jóvenes. Sin embargo, este esqueleto sigue siendo aún muy importante, ya que sirve de orientación y para recuperar el máximo rendimiento”, dijo.

Sobre su plan para el Mundial, Löw explicó: “Nos ocupamos de muchas cosas: del rival, del contenido de los entrenamientos, en qué debemos fijarnos, qué detalles debemos tener en cuenta. Las dificultades están en los detalles. Ahí existe un plan claro. Sin embargo, también uno puede diferir de sus ideas momentáneamente en caso necesario. Eso es algo que he aprendido con los años”.

Unos años que, sin embargo, no le impiden seguir siendo sorprendido en determinadas tesituras. “Lo que he aprendido en las competiciones es que hay situaciones que no se pueden predecir. Se debe estar preparado para todas las eventualidades y reaccionar de manera flexible. Con la experiencia se hace de manera intuitiva, aunque sin abandonar nuestras líneas rojas”.

Lo que sí le ha dado la experiencia, sin duda, es la capacidad de disfrutar de la presión que va intrínseca en la competición. Durante el campeonato no siento esa presión del exterior. Disfruto, no hay nada más bello que un Mundial y jugar al todo o nada. Ahí me siento tan relajado como se puede estar. Me encantan las competiciones. Ahí es donde me siento cargado de energía. La tensión se descarga en las semanas posteriores”.

No hay nada más bello que un Mundial y jugar al todo o nada. Ahí me siento tan relajado como se puede estar. Me encantan las competiciones”.

Sobre Rusia, la sede de este Mundial, ha confesado que “Con independencia de la situación: viajes, tráfico, la vida cotidiana, no debemos distraernos. No existen lamentaciones, ni excusas. Todo esto solo es una pérdida de energía. No quiero ninguna comparación entre el Campo Bahía (base de Alemania en el Mundial de Brasil) y Moscú. Son otras condiciones. Aceptaremos siempre la situación como es”:

Al respecto de su selección y de si son o no favoritos, Löw ha sido claro. “Si cometemos muchos pequeños errores seremos solo una selección del montón, que también puede perder ante Austria. No obstante, si aplicamos bien las cosas en detalle, somos uno de los favoritos. Tenemos puntos fuertes y somos un rival extremadamente incómodo”.

“Debemos interiorizar que depende de nosotros en primer lugar. Depende de cómo apliquemos las cosas. Los rivales echarán sobre la balanza otras cualidades como una gran motivación y lucha. Por ello, la concentración debe ser alta en cada partido, debemos estar despiertos desde el principio y llegar a nuestro límite. Cuanto más avance el torneo, más parecida será la calidad de los rivales. Ahí deciden detalles como tener también un poco de suerte, algunas veces los árbitros o un mal día. Hay muchos factores. Dicho de otra forma: Todo tiene que encajar.”

La campeona llega con dudas

La Alemania de Joachim Löw no parece llegar a Rusia en su mejor momento. Más bien al contrario. La vigente campeona del mundo consiguió el viernes, ante Arabia Saudí (2-1), su primera victoria desde el mes de octubre. En los cinco partidos anteriores, tres empates y dos derrotas, un bagaje algo preocupante para una de las grandes candidatas al título.

Todo parecía en orden en la selección alemana hasta hace bien poco. La ‘Mannschaft’ terminó la fase de clasificación mundialista con pleno de victorias y unos números espectaculares: 43 goles a favor y sólo 4 en contra en diez partidos. Alemania no perdía un encuentro desde la semifinal de la Eurocopa 2016 ante Francia, pero los amistosos de preparación han despertado algunas dudas.

Todo empezó en el mes de noviembre, cuando los de Löw saldaron dos exigentes enfrentamientos ante Inglaterra y Francia con sendos empates (0-0 y 2-2). No se le dio demasiada importancia, pero la racha continuó en los amistosos de marzo, cuando Alemania empató ante España (1-1) y cayó ante Brasil en Berlín (0-1).

Y ha sido ahora, en los dos últimos choques de preparación previos al Mundial, cuando la dinámica negativa ha terminado de adueñarse de la ‘Mannschaft’. Primero una derrota ante Austria (1-2) y después una titubeante victoria ante Arabia Saudí (2-1), una selección a priori muy inferior, hacen que Alemania no llegue a la cita mundialista con las mejores sensaciones.

Más allá de los resultados, además, Joachim Löw ha visto cómo dos de sus decisiones de cara al Mundial han generado cierta polémica. La exclusión de Leroy Sané de la lista de 23 y la titularidad de Neuer tras su largo periodo de inactividad por delante de Ter Stegen han causado cierto revuelo en la concentración alemana.

Lo importante, en cualquier caso, empieza a partir del 14 de junio, y Löw tiene claro que su equipo llegará preparado para entonces: “No estoy preocupado. Sé que tenemos que mejorar, pero cuando comience el torneo estaremos ahí“. En la misma onda se expresaba Khedira: “Cuanto más se acerca la Copa del Mundo más cuentan los amistosos, pero el equipo sigue teniendo un gran potencial”.

Es evidente que el juego mostrado por Alemania en los meses previos al Mundial no es el que se esperaba de una de las claras favoritas al título, pero tan cierto es eso como que la ‘Mannschaft’ es una garantía de rendimiento cuando arranca lo que verdaderamente importa. En los próximos días, por tanto, Alemania podrá salir de dudas, nunca mejor dicho, en Rusia.

Los problemas se extienden a las otras selecciones del Grupo F

No es sólo Alemania la que está obteniendo más dudas que certezas de los amistosos previos al Mundial. Sus tres rivales en la fase de grupos, México, Suecia y Corea del Sur, atraviesan una situación similar.

Suecia y Corea del Sur sólo han conseguido un triunfo en sus últimos cinco amistosos, mientras que México no anda mucho mejor: dos victorias, un empate y dos derrotas, entre ellas una contundente ante Dinamarca (2-0) el pasado sábado que ha devuelto la preocupación a los de Juan Carlos Osorio.

No ha sido la preparación soñada, por tanto, para las selecciones de un grupo que, más allá del claro favoritismo de Alemania, se prevé como uno de los más igualados del Mundial. La irregular trayectoria de los cuatro equipos antes de llegar a Rusia alimenta la sensación de que cualquier cosa puede pasar en el Grupo F.

Rudi Völler ve a esta Alemania “mejor que la que logró el título en Brasil”

El que fuese seleccionador -y jugador- de Alemania Rudi Völler ha hablado con el dominical alemán “Bild am Sonntag”, en el cual ha reconocido que la plantilla con la que la escuadra germana viaja a Rusia es incluso mejor que la que logró el título hace cuatro años en Brasil.

Por ello, Völler ha asegurado que está convencido de que Alemania está en plenas condiciones para defender el título. No obstante, advierte de que es fundamental que mantengan el espíritu de equipo y que tengan en cuenta que sus rivales también son más duros que hace cuatro años, entre los cuales destaca a España, Francia, Bélgica, Inglaterra, Brasil y Argentina.

Völler se refirió a los descartes de Löw, entre los cuales destaca el de Sané, y afirma que mientras que el técnico actual tuvo que descartar a “cuatro jugadores que podrían escoger a qué equipo ir”, él tenía 17 jugadores fijos, pero los demás “eran buenos pero no tenían la calidad de los jugadores de ahora”.

Alemania gana pero no convence

Alemania había preparado un partido teóricamente cómodo, para cerrar la preparación de cara al Mundial de Rusia con las mejores sensaciones posibles. El rival era Arabia Saudí, una selección que ocupa el puesto 67 en la clasificación de FIFA y a la que presumiblemente los hombres de Joachim Löw debían golear sin mayores problemas. Pues bien, el efecto fue totalmente contrario al esperado. Alemania ganó por la mínima, dejando muchas dudas sobre el verdadero nivel que puede ofrecer en el Mundial. Dudas razonables sobre el poderío ofensivo y sobre la solvencia defensiva.

El inicio de partido hacía presagiar un triunfo contundente. Alemania arrancó como una apisonadora. Venía de perder el pasado sábado ante Austria y no estaba dispuesta a sufrir un nuevo traspié.

A los ocho minutos se adelantaba en el marcador con gol de Timo Werner en una buena jugada colectiva. Los locales no daban tiempo ni a respirar a su rival. A dos minutos del final de la primera parte llegaba el segundo.

Ter Stegen paró un penalti

Alemania llegaba a la meta rival con facilidad, pero evidenciaba una falta de puntería preocupante. Todo ello con el debate de fondo de la no convocatoria de Sané. Werner, Müller Mario Gomez o Gündogan -que fue pitado- pusieron a prueba al meta de rival, convirtiéndolo en el héroe de la noche. Arabia Saudí comenzó a creérselo y se lanzó a por la portería de Ter Stegen. El gol llegó tras un penalti. Lo paró el azulgrana, pero el rechace lo aprovechó Al Yassim para acortar distancias. Arabia pudo incluso empatar al final tras un regalo de la zaga germana.

Ficha técnica:

2 – Alemania: Neuer (ter Stegen, 46); Kimmich (Ginter, 81), Boateng (Süle, 46), Hummels, Hector, Khedira, Kroos; Müller (Brandt, 74); Reus (Gündogan, 57), Draxler; Werner (Gómez, 63).

1 – Arabia Saudí: Al Mayouf; Al Sharani, Os. Hawsawi (Al Buhaihi, 82) Om. Hawsawi, Al Harbi (Al Buraiki, 46); Otayf (Al Mogahwi, 75), Al Yassim, Al Faraj (Al Kahibari, 91), Al Sheri, Al Dawsari (Bahwri, 88), Al Muwallad (Al Sahlawi, 62).

Goles: 1-0, min.8: Werner. 2-0, m.42: Oma Hawsawi, en propia puerta. 2-1, m.85: Al Yassim.

Árbitro: Slavko Vincic (Eslovenia). Amonestó a Al Mogahwi.

Incidencias: partido amistoso preparatorio para el Mundial de Rusia 2018 disputado en el BayArena de Leverkusen ante 30.210 espectadores

Tomado de: marca.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *