¿Quién se queda fuera?

Joachim Löw presentó una lista de 27 jugadores, cuatro de los cuales deberán ser excluidos de la nómina final para el Mundial de Rusia. ¿El problema? El parejo nivel de los competidores.

A falta de casi un mes para su debut oficial en el Mundial de Rusia 2018 ante el seleccionado de México, los campeones defensores ya tienen la prenómina de 27 jugadores, de la que saldrán los 23 escogidos para disputar el torneo. El entrenador Joachim Löw, dio a conocer los nombres este martes 15 de mayo, dejando a más de alguno con cara de sorpresa y decepción. Sorpresa por los nombres que no estaban en los cálculos de nadie, y decepción por la ausencia de verdaderos baluartes del equipo que ganó la copa en Brasil 2014.

No puede ser de otra forma. La amplia gama de opciones que tiene sobre la mesa el entrenador alemán hace que el trabajo de escoger a quienes vestirán la casaquilla nacional en el campeonato sea una mezcla de tortura -por dejar fuera a jugadores que tienen los pergaminos suficientes para formar parte del equipo, pero pasan por un momento bajo o se recuperan de lesiones- y arte, porque hay que buscar los equilibrios dentro de la cancha y tratar de compaginar un equipo que, a los ojos de Löw, debe funcionar como una máquina aceitada.

Quizás las ausencias más dolorosas para el hincha sentimental sean las de Mario Götze y, en menor medida, André Schürrle. El primero convirtió en gol un centro del segundo. Y no fue cualquier anotación: fue el 1-0 ante Argentina en el minuto 112 del alargue durante la final del Mundial de Brasil y el que finalmente le dio su cuarta Copa del Mundo a Alemania. Sin embargo, el nivel exhibido por ambos jugadores del Borussia Dortmund tras frustrados pasos por el Bayern Múnich el primero, y Chelsea el segundo, no ofrecía muchos argumentos como para justificar una nominación.

Algunas sorpresas

También se comenta mucho la baja de Sandro Wagner, delantero de Bayern Múnich que jugó la Copa Confederaciones y estuvo entre los escogidos en los últimos amistosos, siempre mostrando un importante grado de eficacia frente al pórtico rival. Si bien no era titular indiscutido en la oncena bávara, cada vez que vio juego se hizo presente en el marcador. Sin embargo, Löw optó por dejarlo en casa y nominar en su lugar a Nils Petersen, goleador absoluto del humilde Freiburg. El entrenador tuvo sus razones.

“Jugó una buena temporada y metió 15 goles en un equipo que no tuvo muchas ocasiones de marcar”, afirmó el estratega. “Es un jugador que cuando entra el campo como suplente está inmediatamente presente al cien por cien en los partidos, por lo que podemos necesitarlo”, agregó. Las decisiones de Löw son siempre meditadas, no hay mucho margen para la improvisación en su ordenamiento táctico. En su cabeza es seguro que Petersen no figura en el once titular, pero sí lo ve como un eventual salvavidas en caso de emergencia.

Petersen anotó más goles en la temporada que todos sus compañeros en la ofensiva alemana, Mario Gomez, Thomas Müller y Timo Werner. Sin embargo, Löw también entiende que para formar un equipo no basta con la eficacia mostrada en el campeonato, sino que también hay otros factores que inciden. El peso específico de cada jugador, su valor para el resto de los compañeros o la presencia que pueda imponer ante sus rivales. Y en esa pelea Müller y Gomez podrán tener menos anotaciones, pero muestran una jerarquía que los hace candidatos a ser titulares, especialmente en el caso de Müller.

El misterio de Neuer

Mucho se ha comentado también en la prensa alemana sobre la presencia de Manuel Neuer en la prenómina. El arquero de Bayern Múnich lleva un año casi sin jugar debido a una rebelde lesión en un pie. No son pocos los que se preguntan si tiene sentido perder un cupo con un jugador que no está al 100 por ciento y que puede perfectamente ser reemplazado por Marc-André ter Stegen, de gran temporada en Barcelona. El mismo Löw explicó que “ir al Mundial sin haber jugado antes es difícil y Manuel lo sabe”. Es probable que se pruebe hasta qué punto se ha recuperado Neuer el próximo 2 de junio, cuando Alemania  juegue un amistoso contra Arabia Saudita.

De cualquier modo, no es descabellado pensar que si los tiempos no acompañan al portero, sea él el guardametas, de los cuatro presentes en el listado provisional, que tenga que quedarse en casa. Porque de los 27, son 4 los que verán esfumarse la ilusión de participar del Mundial cuando el técnico entregue los nombres definitivos. La pregunta que ronda ahora entre los aficionados al balompié es quiénes serán los que vean frustrado su sueño mundialista.

Lo que está claro es que Löw escogerá solo a los que estén en mejores condiciones y quienes mejor se acomoden a su dibujo táctico, porque para el técnico alemán la meta es clara y luchará por ella: “Somos los campeones del mundo y somos ganadores de la Copa Confederaciones. Naturalmente que queremos llegar a la final y queremos ganar el título y traerlo a Alemania”.

Autor: Diego Zúñiga (ERS)

Tomado de: http://www.dw.com/es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *