Pulisic pide sitio en la Copa América

El jugador del Borussia Dortmund es la gran joya del país norteamericano

Estados Unidos vuelve a tener un niño prodigio. Se trata de Christian Pulisic, futbolista del Borussia Dortmund. El joven centrocampista ofensivo, de tan solo 17 años, marcó este sábado ante la Selección de Bolivia su primer gol como internacional con la absoluta en la victoria de los de Klinsmann por 4-0.

Veo todo lo que la gente dice y las expectativas que tienen sobre mí. Solo trato de convertirme en el mejor jugador que puedo ser. Estoy muy agradecido por la oportunidad”

Christian Pulisic

Christian Pulisic saltó al terreno de juego del Children’s Mercy Park de Kansas en el minuto 63 de partidos para sustituir a Zardes. Apenas 6 minutos después combinó en la frontal del área con Nagbe y se internó en el área, donde batió con un disparo raso a Viscarra, llevando al marcador el cuarto gol de los hombres de Klinsmann.

El primer gol de Pulisic con la Selección de Estados Unidos

Con este tanto, el joven talento del Borussia Dortmund se convierte en el goleador más joven de la historia de Estados Unidos con apenas 17 años y 8 meses. Supera, de este modo, a Juan Agudelo que marcó en noviembre de 2010 ante Sudáfrica pero con tres meses más de edad.

La responsabilidad de Klinsmann

El 17 de abril el nombre de Christian Pulisic saltó definitivamente a los medios de comunicación. Tras más de un mes a principios de año entrando de forma esporádica en el equipo de Thomas Tuchel, el joven centrocampista estadounidense anotó su primer gol en la Bundesliga, con 17 años, ante el Hamburgo y tras su segunda titularidad.

Enseguida los medios vieron en él la enésima joya de la factoría norteamericana. Una nueva oportunidad para situar a Estados Unidos en el fútbol europeo, una nueva oportunidad para que aparezca otro Donovan.

No obstante, en Estados Unidos tienen también precedentes de futbolistas que apuntaban a lo más alto del fútbol mundial y terminaron en ‘gatillazo’. El último, Fredy Adu, el joven de origen ghanés que comparaban con Pelé en sus inicios y cuya adaptación a Europa no funcionó. Por eso, la mira está puesta ahora en Jurgen Klinsmann, tiene una joya y una responsabilidad en sus manos.