Heynckes: ” Lo que está en juego mañana es el prestigio “

El entrenador del Bayern Múnich, Jupp Heynckes, elogió este lunes al centrocampista colombiano James Rodríguez de quien dijo que “juega cada día mejor”, y adelantó que volverá a ser titular este martes en el partido de la Liga de Campeones contra el PSG.

“Es evidente que James se siente bien y juega cada día mejor. No sólo es un gran jugador sino además corre todo el campo. Jugará mañana desde el principio”, dijo Heynckes en la conferencia de prensa del Bayern.

El Bayern ya tiene asegurado el segundo lugar del grupo y con ello la clasificación a octavos de final pero para conseguir el primer puesto tendría que ganarle al PSG por cuatro goles de diferencia.

“No somos tan arrogantes para decir que jugamos por el primer lugar del grupo. Lo que está en juego mañana es el prestigio”, dijo el entrenador.

El partido contra el PSG en París, en el que el Bayern perdió por 3-0, precipitó la destitución del entrenador de entonces, Carlo Ancelotti, que fue relevado por Heynckes.

Desde la llegada de Heynckes, el Bayern se ha impuesto en diez de once partidos disputados en todas las competiciones.

La alineación de mañana, según Heynckes, depende en parte de como se han recuperado Thomas Müller y Kingsley Coman del duelo contra el Hannover, en el que jugaron después de volver de sendas lesiones.

“No voy a correr ningún riesgo”, dijo Heynckes.

Franck Ribery, tras varias semanas de baja, también jugó diez minutos contra el Hannover pero lo más probable es que mañana empiece el partido en el banquillo de suplentes.

Tomado de: marca.com

¡Thiago podría estar varios meses de baja!

  • El centrocampista del Bayern se retiró lesionado del duelo ante el Anderlecht

La victoria del Bayern en casa del Anderlecht (1-2) permitirá de los bávaros tener opciones de ser primeros de grupo en la última jornada de la fase de grupos de la Champions. La nota negativa del encuentro, pero, fue la lesión de Thiago Alcántara, que podría estar una larga temporada apartado de los terrenos de juego según las palabras del director deportivo del club bávaro Hasan Salihamidzic.

El exazulgrana saltó como titular ante el equipo belga, sin embargo un minuto antes del descanso fue sustituido por James Rodríguez debido a unos problemas musculares. La alarma en el Bayern llegó más tarde, cuando el técnico, Juup Heynckes, desveló que Thiago “muy probablemente tiene una lesión muscular grave”.

En la misma dirección se manifestó Salihamidzic, quien pese a conocer solo el primer chequeo médico del internacional español ya se aventuró al decir que estará “varios meses” de baja. Thiago abandonó el campo con muletas y se someterá a pruebas médicas los próximos días para conocer el alcance de su lesión.

Tomado de: mundodeportivo.com

EL BAYERN NO CONVENCE PERO GANA

EFE

Actualizado a 22-11-2017 23:07

El Bayern se impuso hoy a domicilio al Anderlecht (1-2) con goles del polaco Robert Lewandowski y el francés Corentin Tolisso, ambos marcados en la segunda parte tras un mal primer tiempo del campeón alemán.

Con ello, el Bayern mantiene la posibilidad teórica de disputarle el primer puesto del grupo al PSG aunque para ello necesita ganarle a los franceses en Múnich por cuatro goles de diferencia.

El Bayern tuvo su peor primer tiempo desde que Jupp Heynckes regresó al banquillo y cuando los equipos se fueron al descanso el Anderlecht no se había ido en ventaja sólo por un par de buenas paradas del meta bávaro Sven Ullreich y la mala puntería del delantero del Anderlecht Lucasz Teodoraczyc.

Teodoraczyck tuvo cuatro buenas ocasiones, la mejor de ellas en el minuto 39, cuando quedó sólo ante Ullreich tras una mala devolución de Corentin Tolisso.

Además, Trebel, en el 8, y Dennis Appiah, en el 17, exigieron a Ullreich.

El Bayern, a lo largo del primer tiempo, sólo tuvo una llegada digna de mención en el 32, un centro de Arjen Robben ante el que el meta Sels se anticipó al remate de Arturo Vidal. El rebote le cayó a Robert Lewandowsky cuyo remate sacó de cabeza un defensa con Sels ya vencido.

Pese a esa ocasión, el Bayern tenía dificultades de entrar en el partido ante un Anderlecht bien parado en defensa y que una y otra vez lograba aproximaciones al área con balones largos.

Las cosas no pintaban bien para el Bayern no sólo por la superioridad que venía mostrando el Anderlecht sino porque Jupp Heynckes se había visto obligado a hacer dos cambios relativamente pronto por lesiones de Thiago Alcántara, en el 44, y de Robben, en el 48.

Sin embargo, poco después de que Robben tuviera que dejar el campo, el Bayern abrió el marcador por intermedio de Lewandowski y a centro de Tolisso, en una jugada iniciada por James Rodríguez.

En el 58 Lewandowki tuvo otra ocasión y durante una fase de unos diez minutos apuntaba a que el partido iba a dar un giro.

Aunque el Anderlecht logró el empate parcial, por intermedio de Hanni en el minuto 63, era claro que el Bayern había empezado a jugar mejor que en la primera parte y había empezado a crear ocasiones.

En el 58, antes del empate belga, Lewandowski tuvo el segundo en sus pies. Luego, ya después del empate parcial, el meta Sels tuvo una parada sensacional, ante Lewandowski en el 68.

En el 78 llegó el segundo gol con un remate de cabeza de Tolisso a centro desde la derecha de Joshua Kimmich.

Ficha técnica

1 – Anderlecht: Sels; Appiah, Spajic, Kara Mbodji, Deschacht; Trebel, Kums, Dendonker; Gerkens (Onyekuro, 65), Hanni (Bruno, 71); Teodorczyk (Harbaqui, 82)

2 – Bayern: Ullreich; Kimmich, Boateng, Süle, Friedl; Vidal (Hummels, 87); Rudy, Tolisso; Robben (Javi Martínez, 48), Thiago (James, 44); Lewandowski.

Goles: 0-1 (min 51, Lewandowski), 1-1 (min 63, Hanni), 1-2 (min 77, Tolisso)

Árbitro: Anthony Taylor (Inglaterra) amonestó a Spajic, Boateng, Dendonker

Incidencias: partido de la fase de grupos de la Liga de Campeones disputado en el estadio Constant Vanden-Stock de Bruselas.

Tomado de: mundodeportivo.com

JORNADA DE CHAMPIONS: El Dortmund de mal en peor y el Leipzig con ESPERANZAS

El RB Leipzig vuela por encima del Mónaco

El RB Leipzig fue un huracán que pasó por encima del Mónaco en el Louis II y se mantuvo con vida en la competición al golear a los monegascos por 1-4, con doblete de Werne, otro de Keïta y el inaugura, a cargo de Jemerson en propia meta. Los de Leonardo Jardim, por su parte, dicen adiós a la competición en la que fueron semifinalistas la pasada edición y no podrán disputar ni la tercera plaza que da derecho a Europa League. Nefasto paso europeo el suyo en esta 2017-18.

De hecho, es la primera vez en la historia que un club marca cuatro tantos en el Louis II en Champions League. El debutante Leipzig lo hizo en unos primeros 45 minutos donde fueron muy superiores a los locales. La terrible actuación de Jemerson, que encajó el primera tanto en propia y regaló el segundo ayudó para la causa.

Ahora los alemanes, con la Europa League asegurada, deben tirar de calculadora: llegan a la última jornada igualados con el Oporto, segundo gracias al mejor golaverage particular con el Toro Rosso. Por tanto, deberán mejorar el resultado que el Oporto logre en casa ante el Mónaco

EL Dortmund OTRA derrota

El Tottenham se aseguró la primera plaza del Grupo H de la Champions League tras vencer al Borussia Dortmund a domicilio. Los ingleses se mostraron muy superiores a su rival, y su triunfo sirvió también para condenar al Real Madrid a la segunda posición a pesar de la goleada ante el APOEL.

Los blancos se enfrentarán por lo tanto a uno de los primeros de los demás grupos exceptuando a los españoles, ya que los conjuntos de un mismo país no pueden cruzarse en esta ronda. Además, jugará el segundo partido fuera y el primero en el Santiago Bernabéu.

Los goles del conjunto dirigido por Mauricio Pochettino corrieron a cargo de Harry Kane y Heung Min Son, ambos llegaron tras pases de Dele Alli, que fue el mejor de los suyos. Dos tantos que sirvieron para remontar el inicial, anotado por Aubameyang, que puso fin a su sequía de más de un mes sin ver puerta.

Por otra parte, el resultado deja fuera de los octavos a los alemanes, que además deberán de hacer mejor o igual resultado que el APOEL en la última jornada si quieren acceder a los dieciseisavos de la Europa League.

– Ficha técnica:

1 – Borussia Dortmund: Bürki (Weidenfeller, 90); Toljan, Bartra, Zagadou (Toprak, 78), Schmelzer; Weigl; Götze, Kagawa (Castro, 66); Yarmolenko, Guerreiro; Aubameyang.

2 – Tottenham: Lloris; Sánchez, Dier, Verthongen, Aurier, Winks, Alli (Dembelé, 81), D.Rose; Eriksen (Sissoko, 85), Son; Kane (Llorente, 86).

Goles: 1-0, m.31: Aubameyang. 1-1, min.48: Kane. 1-2, min.76: Son.

Árbitro: Clemens Turpin (Francia). Amonestó a Schmelzer.

Incidencias: partido de la Liga de Campeones disputado en el Signal Iduma Park de Dortmund ante 60.000 espectadores.

Tomado de: marca.com

Las dos caras de Nápoles y Dortmund

  • Los de Sarri y Bosz son líderes en sus ligas y tienen graves problemas en Champions
  • El Dortmund, prácticamente eliminado del eurotorneo tras lograr su mejor inicio en la Bundesliga

Imma Mentruit

Redactora Fútbol internacional

Si hay dos equipos que están mostrando dos caras en Europa son Nápoles, líder de la Serie A, y Borussia Dortmund, primero de la Bundesliga. Tanto los de Maurizio Sarri como los de Peter Bosz encabezan la tabla de sus respectivos países por encima de sus grandes rivales y dominadores en los últimos años. El Nápoles tiene 5 puntos más que la Juventus (3ª, a 3 p. del Inter) y el Dortmund, 2 más que el Bayern, 2º. Pero en la Champions tanto los del San Paolo como los del Signal Iduna Park están en apuros. No sólo eso. El Dortmund se encuentran prácticamente fuera del torneo. Dos doctor Jekyll y mister Hyde.

El Dortmund, campeón de Alemania por última vez en 2012 y que ha visto al Bayern lograr el récord de ganar 4 Bundesligas seguidas, voló en las 7 primeras jornadas del presente campeonato alemán, con 6 victorias y una empate, su mejor inicio, y una diferencia de goles de + 19. Pero en la octava el Leipzig rompió el encanto aal derrotar a los de Bosz por 2-3 y romper así una marca de club del Dortmund, que llevaba 41 partidos sin perder en casa en la Bundesliga. Por si fuera poco, en la Champions el 1-1 en casa del APOEL Nicosia prácticamente dejó, salvo milagro, al Dortmund eliminado de la Champions en el grupo H.

Los goles de Pierre-Emerick Aubameyang han tapado con frecuencia la fragilidad de la defensa del Dortmund, visible cuando ambos no han podido marcar. Un error del portero Roman Bürki costó que el equipo no pudiera ganar en Nicosia, al ceder un balón a Lorenzo Ebecilio, que asistió a Mickaël Poté, quien avanzó al APOEL en el 62’. Sokratis empató en el 67’.

Un Dortmund casi fuera de la Champions 2017-18

El Dortmund, a falta de 3 jornadas, está a 6 puntos de Tottenham y Real Madrid. Los medios alemanes especulan con que el club contrate a otro guardameta en el mercado de invierno, lo que desmintió el Dortmund, confiando en retomar su racha triunfadora en la Bundesliga, en la que este sábado visita el Eintracht Frankfurt.

El Nápoles, que busca destronar a una Juve que lleva 6 ‘scudetti’ seguidos (récord), impresiona en la Serie A, pero en la Champions es 3º del grupo F. a 6 puntos del Manchester City de Pep Guardiola y a 3 del Shakhtar Donetsk. Aunque los ‘citizens’ vencieron por 2-1 al equipo de Sarri, Guardiola dijo que “nos enfrentamos a uno de los mejores rivales de mi carrera, probablemente el mejor”.

Este sábado, Nápoles-Inter

Este sábado los del San Paolo, que ganaron sus 2 únicos ‘scudetti’ en 1986-87 y 1989-90, liderados por Diego Armando Maradona, afrontan un duelo en la cumbre contra el Inter, mucho más descansado ya que no participa esta temporada en ningún eurotorneo.

Sarri hizo rotaciones en Champions: Allan y Jorginho descansaron y fueron suplidos por Amadou Diawara y Zielinski. El técnico del Nápoles afirmó que “no resto importancia a la Champions, pero daré descanso a jugadores cada vez que haga falta”. Sarri criticó el calendario de la Serie A. “Es imposible jugar el sábado contra la Roma (el Nápoles ganó 1-0), 3 días después en casa del Manchester City y 4 días más tarde frente al Inter”, dijo.

Una muestra de las dos caras de Nápoles y Dortmund son las cifras de goles en liga y Champions de sus máximos realizadores. En el Nápoles, Mertens ha logrado por el momento 7 en Serie A y sólo uno en Champions. En el Dortmund, Aubameyang lleva 10 en Bundesliga y también sólo uno en Champions.

Tomado de: mundodeportivo.com

Timo Werner, ni con tapones: sustituido el minuto 30 en Turquía al no soportar el ruido de los hinchas del Besiktas

El delantero del RB Leipzig, Timo Werner, una de las esperanzas de futuro de la selección alemana, tuvo que dejar el partido de Liga de Campeones que su equipo disputó este martes en el campo del Besiktas (2-0) por problemas de audición dado el ambiente en el Vodafone Park de Estambul.

En varios momentos del partido se le pudo ver tapándose los oídos para soportar el habitual ambiente de los campos turcos. Además, Werner solicitó al banquillo unos tapones que tampoco le hicieron efecto. Según Bild, el jugador estaba sufriendo problemas circulatorios y pidió ayuda al banquillo, que le recomendó usarlos.

El propio entrenador del conjunto alemán, Ralf Hasenhuttl, explicó el infernal ambiente de Estambul: “Es imposible preparar a su equipo para una atmósfera como esta, hubo un ruido ensordecedor [y] al principio del juego nos afectó un poco”, dijo.

Tomado de: marca.com

¿QUÉ PASA CON EL BAYERN?….SEGUIMIENTO A LA NOTICIA

Hoeness: “Ancelotti tenía a cinco jugadores en contra suya”

El presidente del Bayern, Uli Hoeness, en ‘Funke Sport’ comenzó las razones que han llevado al equipo bávaro a prescindir de Carlo Ancelotti.

“Ancelotti tenía a cinco jugadores en contra suya, lo cual era insostenible. Como entrenador, no puedes tener a jugadores estrella en tu contra. En mi vida aprendí un dicho: el enemigo en tu cama es el más peligroso. Por eso tuvimos que tomar medidas”.

La sombra de Guardiola marcó el paso de Ancelotti por el Allianz

A Ancelotti le tocó torear un ‘Miura’ en Múnich. Su estancia en el Bayern ha estado marcada por la alargada sombra de Pep Guardiola. El ahora técnico del Manchester City recogió un equipo que venía de ganar Liga, Copa y Champions con una misión clara: dotarle de su sello de autor.

La idea salió bien… a medias. El Bayern ganó mucho -tres Ligas, dos Copas, una Supercopa de Europa y un Mundialito-, pero no lo suficiente. Al menos, no la Champions. Tres eliminaciones consecutivas en semis a manos de Atlético, Barcelona y Real Madrid provocaron que, quien más y quien menos, pusiera en duda el fútbol preciosista de Guardiola.

El Bayern, una vez se supo la no continuidad de Pep, anunció a Ancelotti. En ‘Carletto’ vio el entrenador adecuado para dirigir una ‘transición dulce’. Se buscaba volver a la esencia. No se trataba de destruir el ‘tiki-taken’ de golpe de Guardiola, pero sí de recuperar, en parte, el vértigo y los terribles arreones pasionales que han caracterizado el fútbol del Bayern, sobre todo como local, a lo largo de su historia.

Se confiaba también el perfil de pacificador de Ancelotti para poner paz en un vestuario y un club con un entorno salvaje. Pese a la mano izquierda del ex del Real Madrid, los conflictos fueron inevitables cada vez que un ‘peso pesado’ -veáse Ribéry o Müller- ‘calentaban’ banquillo. Del ‘entorno’ -Matthäus, Effenberg, Kahn-… mejor ni hablar. “Carlo es amigo de la libertad de expresión y de la democracia, pero no somos demasiado inteligentes si en vez de concentrarnos en el campo, hablamos fuera de él”, admitía Rummenige.

Al igual que con Guardiola, la apuesta por Ancelotti no salió plenamente bien. A nivel de títulos, el balance no es malo: ganó la Bundesliga -se convertía en el primer entrenador que ganaba la Liga en Alemania, Italia, Inglaterra y Francia- y dos Supercopas alemanas -el único título que se le resistió a Pep con el Bayern-. Las miras del Bayern, sin embargo, eran mayores. El pasado mes de noviembre ya lo pudo comprobar. Después de perder con el modesto Rostov (3-2) en Champions ya estuvo en el disparadero.

‘Carletto’ no le dio importancia. Su obsesión era guardar fuerzas y evitar las lesiones que lastraron a Guardiola. Quería llegar bien al tramo final de la Champions… pero acabó cayendo antes que su predecesor: en cuartos ante el Madrid. Es cierto que el resultado global de la eliminatoria (6-3) engaña. El Bayern forzó la prórroga, pero le pesó la expulsión de Vidal.

El gran ‘debe’ de Guardiola fue no ganar la Champions y el gran ‘debe’ de Ancelotti -mayor incluso que no reconquistar Europa- fue el juego. Le costó derribar ciertos automatismos de la ‘era Guardiola’ a la hora de crear un equipo más directo. Su Bayern carecía de una identidad definida y no consiguió enganchar al Allianz Arena. No supo, no pudo o no le dejaron crear un estilo que sí existía con Pep. La alargada sombra de su recuerdo marcó, en el fondo, la estancia de Ancelotti.

La estrepitosa derrota con el PSG (3-0) fue la gota que colmó el vaso después de que el Bayern protagonizara su peor arranque en Bundesliga -ha sumado 13 puntos de 18 posibles- desde la 2010-11. ‘Carletto’ se convierte en el primer entrenador que el Bayern despide antes de diciembre desde que destituyera a Heynckes en 1991. Sus números, a pesar de todo, no eran malos. En 60 partidos sumó 42 victorias, 9 empates, 9 derrotas, 156 goles a favor y 50 en contra. Hay más. Su media de puntos en Bundesliga (2.39) es la segunda mejor de la historia del club. Sólo le supera, otra vez más, Guardiola (2.39).

Sin embargo, Ancelotti no es el culpable o, al menos, no el único ni el máximo culpable. La política de fichajes deja mucho que desear, el equipo se ha envejecido, la pretemporada no ha sido la ideal… En definitiva, el Bayern ya no es lo que era.

La reacción de Ancelotti tras el duro discurso de Rummenigge: “La derrota tendrá consecuencias”

El presidente de la junta directiva del Bayern, Karl-Heinz Rummenigge, se mostró muy duro tras la derrota ante el PSG en presencia de su cuerpo directivo durante una comida con patrocinadores tras la derrota en la Champions League ante el PSG (3-0).

“Ha sido una derrota muy dura, de la que tenemos que hablar, que debemos analizar y de la que debemos sacar conclusiones. La derrota va a tener consecuencias. Debemos recuperar cuanto antes el genuino Bayern que somos, el equipo que ha causado furor en Europa y también en Alemania, recuperar cuanto antes el terreno perdido“, aseguró Rummenigge.

Ancelotti no es el culpable, el Bayern ya no es lo que era

Ancelotti ya es historia. El Bayern ofreció al ‘pueblo’ su ‘cabeza’ para templar los ánimos tras el 3-0 de París.Era lo fácil. ‘Carletto’ no es el culpable o, al menos, no es el único ni el máximo culpable. El Bayern no es el que era… desde hace tiempo. Este equipo es mucho peor que el que ganó el triplete con Jupp Heynckes en la 2012-13 y también es peor que el que manejó Guardiola durante sus tres temporadas en Múnich.

Lewandowski tenía más razón que un santo cuando en ‘Der Spiegel’ criticó la política de fichajes del club. “El Bayern tiene que inventarse algo para traer más jugadores de clase mundial. Si se quiere ser competitivo se necesita esa clase de futbolista. El club apenas ha gastado 40 millones en un jugador, una cifra que más próxima a lo que cuesta un jugador ‘medio’ que a los de la parte alta del mercado”.

Si el Bayern quiere ser competitivo, necesita fichar jugadores de clase mundial”

Robert Lewandowski, delantero del Bayern

El club con el ‘entorno’ más complicado de Europa hace tiempo que se quedó atrás. Los ‘Popes’ del Bayern -habituados a ser noticia por sus declaraciones grandilocuentes- deberían aparcar la crítica y mirarse al ombligo antes de haber despedido a Ancelotti. El Bayern ni siquiera domina ya el mercado local. “Si fuera tan bueno estaría en el Bayern”, recuerdo que me dijo una persona vinculada al fútbol ante el espectacular inicio de Martin Petrov en el Atlético.

No le faltaba razón. Hubo un tiempo en que todo jugador que destacaba mínimamente en Alemania -no hablemos ya de superestrellas- acababa en Múnich. Eso ya no es así. El Bayern se centró en debilitar al Dortmund -fichó a Hummels, Götze y Lewandowski- y por el camino se le han escapado grandes jugadores: Dembélé (Barcelona), De Bruyne (City), Xhaka (Arsenal), Gündogan (City), Firmino (Liverpool), Calhanoglu (Milan), Mkhitaryan (Manchester United), Emre Can (Liverpool), Ricardo Rodríguez (Milan), Perisic (Inter), Reus (Dortmund), el Schürrle que en su día se fue al Chelsea…

Una inercia que incluso podría remontarse aún más en el tiempo -el Madrid le birló a Khedira y Özil- y que tiene pinta de perpetuarse en el tiempo: el Liverpool ya ha fichado a Naby Keïta y desde Italia apuntan que Goreztka -parecía que lo tenía atado el Bayern- podría recalar en la Juventus. Ojo, porque también interesa al Barça. Pero hay más. El Bayern cometió un ‘pecado capital’ al no conseguir retener a Toni Kroos. El medio, con sólo 24 años, se marchó al Madrid por 25 millones de euros.

El proyecto del Bayern, más que de éxito, se está muriendo de ‘viejo’. Ancelotti dirigía la plantilla más veterana de la Bundesliga: cuenta con una edad media de 26,4 años. Desde las oficinas del Allianz no han sabido atajar el problema… ni renovarse a tiempo. ‘Carletto’ perdió a dos titulares (Lahm y Xabi Alonso)… ¡porque se retiraron! Tan cierto es que colgaron las botas rindiendo aún a buen nivel… como que es una circunstancia impropia en un equipo de élite.

Esta temporada podría suceder algo similar con otros dos titulares habituales: Ribéry (34 años) y Robben (33). Lo paradójico es que, a sabiendas de esa situación, el Bayern haya traspasado a Douglas Costa a la Juve. Coman -Gnabry está cedido en el Hoffenheim- es el recambio ‘puro’ que figura en un equipo acostumbrado a jugar con extremos en un 4-3-3 bastante clásico. Ante este panorama, Ancelotti optó por ‘cortar las alas’ ante el PSG y potenciar el juego interior con James y Müller. No le fue bien y, probablemente, es uno de los motivos que han provocado su despido. Sin embargo, no es el único culpable. Neuer se lesionó de gravedad y, ¿cuál fue la solución? Fichar al retirado Starke, de 36 años. Lo dicho, desgraciadamente, el Bayern ya no es lo que era.

Cinco claves para entender el polvorín del Bayern: Ancelotti, Robben, los veteranos…

La estrepitosa derrota del Bayern de Múnich en el Parque de los Príncipes no ha hecho más que avivar un incendio que lleva encendido desde hace ya varios meses y que se ha llevado por delante a Carlo Ancelotti. El propio Arjen Robben no dudó en echar más leña al fuego al no respaldar públicamente al entrenador tras la derrota de París.

La crisis que sufre el Bayern viene como consecuencia de los siguientes aspectos:

  1. Planificación del Bayern. Ya desde el verano se llevan haciendo mal las cosas. La pretemporada del equipo germano por China recibió bastantes críticas desde dentro de la plantilla. La mala preparación, sumada a las primeras derrotas del Bayern, provocaron las primeras reacciones negativas.
  2. Renovación de la plantilla. El Bayern de Múnich optó por renovar a los jugadores más veteranos del primer equipo que, además, no admiten ser suplentes. La falta de juventud en la plantilla se nota… y eso que estamos a principio de temporada.
  3. Confrontaciones con Ancelotti. Hay futbolistas que han tenido ‘roces’ con el entrenador italiano. Arjen Robben, que lleva en el club desde la temporada 2009/2010 fue el último en escenificar problemas con Ancelotti. Sus palabras tras la derrota ante el PSG evidencian la falta de armonía. Los problemas de Robben con sus técnicos se repiten en el tiempo. No sólo con Ancelotti ha tenido problemas.
  4. El Bayern, en manos de los veteranos. A todo lo comentado anteriormente se suma que los futbolistas con más años en el equipo tienen muchísimo peso dentro del vestuario. Esa circunstancia dificulta mucho el trabajo en el conjunto bávaro.
  5. Clima hostil. El ambiente que se respira dentro del Bayern de Múnich no es el ideal. El clima es tenso y la relación entre los dirigentes del club y el técnico Carlo Ancelotti era fría antes de su destitución. Además, la directiva también ha aportado su granito de arena a esta crisis con declaraciones como las de Rummenigge, en las que afirmaba que el Real Madrid es “el club de los sueños” de Lewandowski.

Robben provoca un incendio en el vestuario del Bayern

El centrocampista Arjen Robben enciende las alarmas de una posible ruptura en el vestuario del Bayern Múnich. El holandés compareció ante los medios de comunicación en zona mixta tras la derrota (3-0) del Bayern Múnich ante el Paris Saint-Germain en el Parque de los Príncipes y a la pregunta de un periodista sobre si la plantilla apoya al entrenador Carlo Ancelotti, el holandés contestó: “No responderé a esa pregunta. Fue una derrota dolorosa y podemos hablar de ello”.

Robben no fue de la partida inicial del equipo bávaro. El técnico italiano seleccionó como titulares a James Rodríguez y a Corentin Tolisso, quienes fueron sustituidos al descanso -por Coman y Rudy, respectivamente- cuando el equipo ya perdía 2-0. El internacional con la selección de Holanda entró a los 69 minutos.

Sobre la alineación de Ancelotti, el futbolista manifestó: “No voy a decir nada al respecto, porque cada palabra es demasiado. Lo más importante es que ahora somos un equipo, necesitamos paz, y todos los que exteriorizan su insatisfacción no ayudan al equipo”.

En rueda de prensa, el técnico también se refirió a su decisión de dejar a futbolistas como Robben, Ribery y Rudy en el banquillo.

Tomado de: marca.com

Otro golpe más para la Bundesliga

José Carlos Menzel

La Bundesliga está a años luz de LaLiga. Y ayer se volvió a evidenciar. Se enfrentaron el Real Madrid, campeón de la Copa de Europa, que no estaba mostrando su mejor versión en la competición doméstica, y el Dortmund, quien venía aplastando a sus rivales en Alemania. Es líder en solitario por delante del Bayern, lleva cinco victorias en seis jornadas, 19 goles a favor y sólo uno en contra. Todo apuntaba a que las abejas iban a seguir invictas en casa ante el Madrid, pero ayer se volvió a ver la abismal diferencia.

El Bayern bien sabe de esto, pues lleva cuatro años seguidos despidiéndose de la Champions ante españoles. El RB Leipzig, revelación en Alemania, también cayó ante el Besiktas (2-0). Y aunque voces como la de Rummenigge quieren situar a la Bundesliga en esferas como LaLiga o la Premier League, esta Champions está volviendo a demostrar que el camino es aún muy largo.

Tomado de: https://as.com/opinion/

OTRA SEMANA NEGRA PARA LOS ALEMANES EN CHAMPIONS

Bale y Cristiano, dos aviones en Dortmund

El muro de Dortmund ya es historia. Gareth Bale y Cristiano Ronaldo, con las alas bien desplegadas, lo atacaron y lo derribaron. En el Signal Iduna Park voló la BC del Madrid, que explotó todas sus extraordinarias virtudes con espacios para jugar al fútbol a toda velocidad.

Con cuatro centrocampistas y dos aviones por delante: Cristiano y Bale. El Real Madrid fue otro en Dortmund. Sería la noche europea donde brillan más las estrellas y el 12 en la manga. Zidane preparó el terreno para aterrizar y el Dortmund, con la línea defensiva muy adelantada, mostró el camino. Había espacios y por allí aparecieron el portugués y el galés a toda prisa. Un doblete del 7 y un golazo del 11 certificaron el fin de toda una maldición.

Bale jugó arriba con Cristiano. Con libertad de movimientos y espacios, demostró buenas piernas. Gareth jugó en su mundo y ahí es donde vale. Se tiró a la zona izquierda del ataque y por allí fue un avión. Abrió el marcador con clase, con tacto. Carvajal le dio la pelota y Gareth definió con el interior de su pierna izquierda, sin dejarla caer. No hacía falta más.

“Tengo la sensación de que cada partido lo vemos con las piernas que tenía antes. En el dibujo no estaba en la izquierda. Estaba delante con Cristiano y, con espacios, es letal“. Zidane es el primero que lo sabe.

En la segunda mitad, Bale asistió a Cristiano en el 0-2. Por la izquierda, volvió su mejor versión y ofreció su 26 asistencia de gol a CR7, que va de doblete en doblete en Champions. El portugués celebró como sabe sus 400 partidos con el Madrid… en los que ha marcado 411 tantos.

Sin Benzema, con cuatro medios, en Dortmund nació la BC del Madrid, el doble ‘9’. Bale y Cristiano Ronaldo hacen buena pareja. A bailar.

Tomado de: marca.com

El huracán Mbappé barre al Bayern

La joven estrella corona una victoria que confirma al PSG como uno de los grandes

Un aire de subversión baja por el valle del Sena y se arremolina entre el bosque de Boulogne y la isla de Saint Germain, en el círculo de hormigón del Parque de los Príncipes. Digan lo que digan las cuentas de los auditores del fair play financiero de la UEFA, el fenómeno ha dado vida a la Champions, competición que últimamente parece penalizar en exceso a los clubes retadores para privilegiar a un círculo cada vez más cerrado de instituciones que se retroalimentan y se enriquecen en un esquema que invariablemente frena a las demás. Nadie representa mejor ese golpe de frescura que Kylian Mbappé, futbolista destinado a marcar época, autor de otro partido descomunal para desgracia del viejo Bayern. Un partido con más fuerza simbólica que deportiva, porque enfrentó dos modos de vivir en el mundo del fútbol, y porque fue una forma de presentación. Este 27 de septiembre se confirmó la aparición de una nueva superpotencia en el paisaje del fútbol mundial.

El Bayern visitó París en mala hora. El equipo bávaro se encuentra en plena crisis de fin de ciclo tras cinco años de éxitos repetidos. El agotamiento de los veteranos es cada vez más patente. Ancelotti dio un volantazo procurando poner más energía pero fue en vano. Comenzó por elegir a Süle en lugar de Hummels, empleó a Tolisso como escolta de Thiago en el eje, y acabó por situar a James a la izquierda, en la parcela que correspondió a Ribéry. Disponer del 4-3-3 con James de falso extremo fue una decisión arriesgada. Por ahí se quebró el Bayern.

James se enfrentó a Dani Alves en el lateral, pero fue un emparejamiento únicamente nominal. En la primera jugada de la noche James se tiró al medio para jugar entre líneas, Alaba subió a la posición de extremo, y cuando el PSG recuperó la posesión Alves se quedó solo. Solo en la banda derecha de su ataque mientras Neymar sorteaba una entrada de Thiago Alcántara en el otro costado, escondía la pelota a los centrales y le ponía el pase al espacio vacío.

Fue la mejor jugada de Neymar y expuso la inmensa brecha que se abrió entre las líneas del Bayern. Sucedió en el minuto dos del partido y tuvo un efecto determinante. Alves hizo aquello que le ha convertido en una leyenda. Corrió cortando la trayectoria, engañando, y apareciendo libre. Listo para recibir, entrar en el área, y meter el primer gol. El tanto que serviría al PSG de base para edificar su plan de repliegues y contragolpes.

El Bayern nunca encontró respuestas ante la posición de desventaja. Obligado a adelantar líneas y a refinar el pase, se encontró nadando en mar abierto en una corriente fría y peligrosa. Hábitat del nuevo fenómeno del fútbol mundial. Mbappé es un muchacho de 18 años con piernas de cigüeña y cara de pensionista, que cada vez que entra en acción provoca el estremecimiento de la multitud y el desconcierto en los rivales. Cuando no tiene la pelota aparece siempre a la espalda de sus marcadores, libre y dispuesto; cuando la tiene, se frena y despega en un chispazo. Nadie posee ese poder de aceleración.

Mbappé fue incontenible en el segundo gol. La acción se inició con un contragolpe dirigido por Alves, de nuevo sumándose al mediocampo ante la desbandada del Bayern. El pase frontal encontró a Mbappé rodeado de defensas. Javi Martínez y Süle le hostigaron sin intimidarle. Hizo un par de amagues, una conducción imposible, y se giró para conectar con Cavani. El uruguayo, que llegó desde atrás, recibió el regalo solo en el borde del área y metió el 2-0.

En el Bayern todo fueron averías. Sin pausa ni velocidad, ni imaginación, ni capacidad para profundizar más que con centros, el equipo se entregó al fracaso de sus individualidades. Müller, antaño un león, cojeaba; James se movía sin fe; Lewandowski se las jugaba todas solo y Thiago se esforzaba por meter el último pase pero invariablemente acababa interceptado por Motta o Rabiot.

La segunda mitad acentuó el drama. Retirado James, sustituido por Coman, el Bayern se metió en masa en campo contrario y se expuso a las mismas amenazas. Las concretó Mbappé con una maniobra vertiginosa. Dos golpes de cadera, cuatro pasos en cinco metros, y Alaba y Süle, dos expertos, dieron la impresión de comportarse como juveniles. Engañados, liberaron al delantero antes de que sorteara al portero Ulreich y le sirviera otro caramelo a Neymar para el 3-0.

La hinchada saludó a los nuevos héroes con un grito orgulloso: Ici c’est Paris. Esto es París. Nueva capital del mejor fútbol.

Tomado de: https://elpais.com

El Besiktas funde los plomos al RB Leipzig

El Besiktas Estambul derrotó (2-0) al RB Leipzig gracias a un buen primer tiempo y, sobre todo, gracias a los primeros quince minutos en los que el equipo local fue claro dominador. El partido estuvo parado varios minutos en la segunda parte por un apagón que no cambió nada. Al RB Leipzig se le fundieron los plomos.

La segunda parte fue distinta, el Besiktas procuró administrar la ventaja y terminó encerrado atrás defendiendo, pero al Leipzig le faltó pegada para lograr, al menos, el descuento.

El Besiktas tuvo el mejor comienzo, se apropio del balón en los primeros diez minutos y puso al Leipzig en su propio campo. Ante todo el portugués Ricardo Quaresma creaba inquietud en la defensa del Leipzig por sus desplazamientos por la banda derecha.

La presión turca se vio premiada pronto, en el minuto 11, cuando, Tosun ganó la raya de fondo por la banda izquierda y sirvió un pase al frente para que Babel definiera con un disparo dentro del área de pierna zurda.

El Leipzig no logró llegar con cierta peligrosidad sino hasta el minuto 22, con un remate desde fuera del de Marcel Sabitzer área que logró controlar el meta Fabri.

El Leipzig, además, perdió, en el minuto 32, a uno de sus jugadores claves, el delantero Timo Werner que tuvo que ser sustituido por Lukas Klostermann por problemas circulatorios.

El segundo gol del Besiktas llegó en el minuto 43, con un cabezazo de Talisca a centro desde la derecha de Queresma.

Con el segundo gol, el Besiktas se fue al vestuario con el partido encarrilado. Sin embargo, las ventajas que dio en la parte final le hubieran podido pasar factura.

El Leipzig tuvo varias buenas llegadas, entre ellas un remate al larguero de Marcel Sabitzer, mientras que el Besiktas ya sólo llegó esporádicamente y de contragolpe.

Ficha técnica:

2 Besiktas: Fabri; Medel (Uysal, 61), Pepe, Tosic, Caner; Hutchinson, Özyakup; Ricardo Quaresma, Talisca (Arlsan, 70), Babel; Tosun (Negredo, 80).

0 – RB Leipzig: Gulacsi; Ilsanker, Orban (Kampl, 46), Upamecano, Halstenberg; Keita (Bruma, 59), Demme; Sabitzer, Forsberg; Augustin, Werner (Klostermann, 32).

Goles: 1-0: m.11, Babel. 2-0: min 43, Talisca.

Árbitro: Sergei Karasev (Rusia) amonestó a Orban, Caner, Keita, Fabri

Incidencias: partido disputado en el Vodafone Park de Estambul ante 41.000 espectadores

Tomado de: marca.com

 

Leipzig acogió un empate en un pulso táctico

EFE

Actualizado a 13-09-2017 23:01

El RB Leipzig y el Monaco empataron 1-1 en un partido que fue desde el comienzo un pulso táctico en el que los dos equipos parecieron más interesados en evitar la derrota que en la búsqueda de la victoria.

Los dos equipos salieron con el objetivo de no permitirse muchas cosas y el partido se planteó como un duelo en el que escasearon las ocasiones de gol y las llegadas claras.

El Leipzig era un poco más agresivo, ya que, al menos, intentaba presionar la salida del Monaco, mientras que los franceses concentraban su trabajo defensivo en torno a la raya central y en su propio terreno y dejaba jugar a los alemanes en su propia mitad.

Salvo una llegada de Touré por la derecha en el minuto 18 del lado del Monaco, cuyo centro se perdió Falcao por centímetros, y una ocasión del Leipzig en un saque de esquina que Youssef Poulsen cabeceó desde el primer poste, hubo poco anotar en la primera media hora de juego.

Después se dio una jugada súbita -en el minuto 33- que pudo romper el partido y que puso en ventaja al Lepzig. Todo empezó con un despeje de Marcel Halstenberg desde la propia mitad y la pelota le cayó un poco de carambola al sueco Emil Forsberg, que llegó en carrera hasta el área y derrotó con un fuerte disparo a Diego Benaglio.

Sin embargo, la ventaja del Leipzig duró poco más de un minuto. En el 35, tras ser recibir un pase de cabeza de Diakhaby, Tielemans empató, en el segundo intento, después de que su primer remate fuese parado por el meta Gulacsi.

El Mónaco se había descuidado, pensando en un fuera de juego de Forsberg que no existía, y había encajado un contragolpe y el Leipzig, llevado por la euforia, había perdido por un instante la concentración defensiva.

Después el partido pareció volver a los cauces iniciales y estancarse.

La mejor ocasión de la segunda parte la tuvo el Leipzig, en el minuto 82, con un remate a quemarropa de Augustiin.

Ficha técnica

1 – Leipzig: Gulacsi; Klostermann, Orban, Upamecano, Halstenberg; Ilsanker, Demme; Sabitzer, Forsberg (Kampl, 63); Poulsen (Augustin, 80), Werner.

1 – Mónaco: Benaglio; Jemerson, Glik, Sidibe (Ghezal, 84), Jorge; Joao Moutinho, Fabinho; Touré; Tielemans, Diakhaby (Baldé, 76); Falcao (Carrillo, 87).

Goles: 1-0 (min 33, Forsberg), 1-1 (min 35, Tielemans)

Arbitro: Michael Oliver (Inglaterra) amonestó a Tielemans, Demme, Sibidé, Jemerson.

Tomado de: mundodeportivo.com