Kroos: “Mucha gente se iba a alegrar en Alemania si nos echaban”

Pitó el árbitro el final del partido y Toni Kroos se tiró al suelo, se puso de rodillas y empezó a dar puñetazos al césped. Poco habitual en él, celebró el triunfo con una euforia desmedida, como lo hacen casi todos los jugadores del planeta, pero de una manera que no va con él. Quizás, porque lo que experimentó ayer en Sochi también era nuevo para él. Estaba Alemania con pie y medio fuera del Mundial y la metió de lleno Kroos con una falta magistral que coronaba su espectacular segunda parte y borraba su fallo en el gol de Suecia.

“El primer gol de Suecia es culpa mía, asumo la responsalidad, pero al final se arregló, ¿no?”, decía el alemán a pie de césped, después de que le abrazaran uno a uno todos sus compañeros y un Joachim Löw que casi le levantaba por los aires. “Ha sido impresionante”, admitía Kroos, frío como el hielo una vez pasado el sofocón del partido y con ganas también de cobrar algunas facturas a los que han dudado de Alemania.

“Tenía la sensación de que mucha gente se iba a alegrar en Alemania si nos eliminaban, pero no se lo vamos a poner tan fácil. No nos van a mandar a la calle fácilmente”, decía Kroos, que firmó una segunda parte sobresaliente en la que se echó el equipo a la espalda y que le permitió llegar hasta una cifra récord: 144 toques de balón.

Salvo en la jugada del gol sueco, Kroos tuvo una precisión de cirujano durante todo el partido, con un acierto en el pase del 93%. “Cuando tocas el balón 400 veces es normal que puedas perder dos balones, pero asumo mi fallo”, insistía el madridista, recordando casi más su error en el primer tiempo que el golazo histórico con el que mantiene a Alemania con vida en el Mundial.

El gol: “La falta era buena y pensé que había que cambiar el concepto. Habíamos puestos muchísimos centros y no habíamos marcado. Y Suecia estaba lista para defender, así que había que probar a tirar y fue gol. No hay que dudar. La alegría fue inmensa porque era un gol importante para el equipo”

Tomado de: marca.com

Rudy es duda para el vital partido frente a Corea tras operarse de una fractura nasal

El alemán Sebastian Rudy, centrocampista del Bayern Múnich, fue operado este domingo tras la fractura de la nariz que sufrió en el partido contra Suecia en Sochi este sábado, informó la Federación germana.

Rudy, que logró entrar en el equipo titular de Joachim Löw, se lesionó en el transcurso del choque de forma fortuita al recibir un golpe del sueco Ola Toivonen, que impactó con su bota izquierda en la cara, y tuvo que ser reemplazado a los 31 minutos por Ilkay Gundogan.

Olivier Bierhoff, miembro del cuerpo técnico de la selección germana, indicó que no se excluye que el futbolista del conjunto bávaro pueda estar a su disposición para el partido del miércoles contra Corea del Sur, aunque tendría que jugar con una máscara protectora.

Tomado de: marca.com

Hummels se apunta al encuentro frente a los surcoreanos

Joachim Löw, seleccionador de Alemania, podrá contar con el defensa central Mats Hummels en el trascendental partido del miércoles ante Corea del Sur, indicó su ayudante, Marcus Sorg.

El técnico indicó a los medios informativos en el lugar de concentración del conjunto germano en Vatutinki, en la región de Moscú, que Hummels está de nuevo a disposición tras recuperarse de un problema en el cuello que le hizo ser baja en el dramático encuentro ante Suecia.

Alemania estuvo al borde del k.o., de la eliminación, cuando fue parte del encuentro perdiendo. Acabó ganando con un tanto del madridista Toni Kross en la prolongación.

Hay que conseguir que los jugadores no sólo estén físicamente bien, sino también mentalmente frescos”

Marcus Sorg, ayudante de Joachim Löw

Löw concedió un día de descanso a la plantilla después de tanta tensión. “Hay que conseguir que los jugadores no sólo estén físicamente bien, sino también mentalmente frescos”, justificó Sorg.

El cuerpo técnico espera que Hummels pueda jugar sin problemas ante los surcoreanos en Kazan y también aguarda la evolución de Sebastian Rudy, quien fue intervenido de una fractura de la nariz, sufrida también ante Suecia.

Elogios para Özil y Khedira

Sorg, que valoró la fuerza del grupo y la capacidad para aferrarse a sus cualidades en los momentos difíciles y la necesidad de que ocurra de aquí en adelante, explicó que Mesut Özil y Sami Khedira, suplentes frente a Suecia, tuvieron un comportamiento modélico y estuvieron respaldando a sus compañeros.

“Siempre hemos trabajado para formar un equipo amplio”, indicó el componente del cuerpo técnico alemán, que recordó que “todo el mundo es necesario” y los presentes en la convocatoria tendrán “sus oportunidades”. “Al fin y al cabo lo que cuenta es el equipo”, apostilló.

Tomado de: marca.com

Bierhoff: “Las provocaciones a los suecos fueron inncecesarias”

El ayudante de Löw en la selección alemana de fútbol, Oliver Bierhoff, confirmó hoy que reprendió a los integrantes del equipo germano que se burlaron de los suplentes suecos después del gol de Toni Kroos en la agónica victoria del sábado.

“Está claro que eso no debe suceder. Eso es lo que dijimos internamente: éste no es realmente nuestro tipo de juego limpio y nuestra deportividad“, afirmó Bierhoff sobre las provocaciones alemanas.

El mánager alemán confirmó además que la federación alemana (DFB) presentó disculpas por lo ocurrido, que fueron aceptadas por los suecos. En tanto, la DFB deberá presentar hoy a la noche su declaración oficial ante la FIFA, que abrió un expediente por lo ocurrido el sábado en Sochi, en el cierre del partido que los alemanes ganaron 2-1 con el tiro libre de Kroos en tiempo de descuento.

Según comunicó el ente rector del fútbol, las investigaciones se centran en Georg Behlau y Ulrich Voigt, de la sección de medios. Ambos celebraron la victoria de manera provocadora ante miembros de la delegación sueca.

“Realmente lo siento. Cometí un error, es no se hace”, dijo Voigt, jefe de comunicaciones para medios electrónicos de la DFB. “Me disculpé con el entrenador y todos los responsables. Ellos lo aceptaron”, explicó hoy el funcionario.

Voigt y Behlau aplaudieron frente a los miembros de la delegación sueca después del 2-1 del equipo alemán. En ese momento, miembros del cuerpo técnico y varios jugadores escandinavos salieron a encarar a los rivales y se formó un tumulto en el que hubo varios empujones al borde del campo. Los asistentes de la FIFA tuvieron que intervenir para separar a los dos bandos. “Fue innecesario”, resumió Bierhoff.

Tomado de: marca.com

Minuto 95: Alemania decide con grandeza

Una falta en el minuto 95. Reus y Kroos hablan. Alemania está fuera. No hay ángulo para lanzarla directa. Optan por ganar un metro y Kroos , en una decisión de grandeza, se la juega y tira directo resucitando a la gran Alemania. El famoso milagro económico alemán de los 50 volvió en forma de fútbol en el estadio olímpico de Sochi. Lo fácil hubiera sido centrarla para que el gigante Mario Gómez (1,89) la rematara con la cabeza ante la buena defensa sueca. No. Kroos decidió jugársela y salvó a la campeona del mundo del más estrepitoso ridículo. El fútbol siempre da segundas oportunidades y más a equipos históricos que tradicionalmente están acostumbrados a ganar frente a modestos pletóricos que saben que al final siempre hay un tiro malicioso que se acaba colando en sus ilusiones. Suecia venía de dejar a Italia fuera, pero Alemania es Alemania.

Fue un partido de infarto, en el que el equipo de Low siempre fue al ataque, convencido de que tenía que darlo todo. El técnico prescindió de Hummels , Khedira y Özil , tres jugadores que estuvieron realmente espesos en el primer partido contra México. Pero Suecia se adelantó y la sombra del primer sorpresón en el Mundial sobrevoló Rusia. Reus , primero y Kroos después lo arreglaron. Fueron los dos futbolistas del partido. Los que en el momento más importante tomaron una decisión y salió bien. No era la más fácil. Por eso fue grande. Alemania se la acabará jugando en la última jornada con posibilidades, como Argentina, curiosamente las dos finalistas del último Mundial sufriendo como nunca.

Fabricar un equipo campeón es muy difícil, pero ser una selección competitiva es lo que han hecho tanto Bélgica como México. Bob Martínez y Thierry Henry han conseguido que la colección de cromos belga sea una trituradora ante equipos pequeños. Ha marcado ocho goles. Y los mexicanos han logrado ser rápidos en las transiciones y muy peligrosos delante, donde Chicharito marca en todos los Mundiales que participa. De momento, el mejor ejemplo ofensivo son estas dos selecciones que se han encaramado a las primeras posiciones del ránking de revelaciones en este Mundial en el que los grandes sufren demasiado.

Tomado de:mundodeportivo.com

Digestión de la victoria y calculadora

Hemos luchado hasta el final y hemos merecido la victoria” (Kroos). “Nunca nos rendimos” (ter Stegen), “Nunca nos den por perdidos” (Khedira), “Somos un equipo, dentro y fuera del campo, no importa lo que digan” (Özil).

Las declaraciones de los jugadores de la selección alemana ilustraban el sentir de todo el país: máxima unidad y concentración ante una situación límite. La victoria ante Suecia era perentoria para no quedarse fuera del Mundial y la Mannschaft se volcó hasta el último momento, un esfuerzo colectivo que se vio recompensado con una genialidad de Toni Kroos –héroe y villano en el partido– cuando se acababa el tiempo añadido. Ahora tienen que mantener la concentración y confiar en que un cúmulo de mala suerte no le apee del Mundial.

¿Cuáles son las opciones de Alemania para pasar a octavos de final?

En la tercera y última jornada de la fase de grupos se decidirá qué dos selecciones del Grupo F pasarán a la siguiente fase en el Mundial. Ambos partidos [Corea del Sur-Alemania y México-Suecia] se disputarán de forma simultánea a las 16:00 CEST. Escenarios posibles:

Victoria de Alemania sobre Corea del Sur

– SÍ clasifica si gana a los surcoreanos por más de un gol de diferencia (independientemente del resultado del México-Suecia).

– SÍ clasifica si gana por un gol de diferencia y Suecia no vence a México.

– NO clasifica si gana por un gol de diferencia pero Suecia hace lo mismo ante México y hay más goles en el MEX-SWE que en el KOR-GER.

*En caso de que Alemania y Suecia ganaran por un gol de diferencia y con el mismo resultado, se produciría en triple empate entre México, Alemania y Suecia que se resuelve en primera instancia con el fair play (tarjetas acumuladas) y por medio de un sorteo si se repite de nuevo el empate.

Empate de Alemania y Corea del Sur

– SÍ clasifica si México gana a Suecia.

– SÍ clasifica si México y Suecia también empatan pero con menos goles que en el Corea del Sur-Alemania.

– NO clasifica si Suecia gana a México

Derrota de Alemania ante Corea del Sur

– SÍ clasifica si México gana a Suecia con una diferencia de goles superior a su derrota ante Corea del Sur.

*En caso de que Alemania pierda (ante Corea del Sur) y Suecia también (ante México) con la misma diferencia de goles, clasificará a octavos de final el derrotado que marque más goles; si el empate persiste, primero se aplicaría el fair play y después un sorteo.

Tomado de:bundesliga.com/es

La FIFA abre investigación a dos miembros de la Alemania por provocar a los suecos

Previamente, la selección alemana se disculpó con Suecia por la celebración airada de algunos miembros del cuerpo técnico germano que condujo a un tumulto con varios empujones en el estadio Fisht de Sochi tras el partido.

“Fue un partido emotivo. Al final, una que otra reacción de nuestro equipo técnico frente al banquillo sueco fue muy emocional. Eso no es nuestro estilo”, escribió la selección germana en Twitter.

“Nos hemos disculpado por eso con el entrenador sueco y con su equipo” agregó la “Mannschaft”, que usó también la palabra sueca “Ursäkta” para pedir perdón.

El selecionador sueco, Janne Andersson, se quejó por el incidente. “Algunos de los alemanes comenzaron a celebrar yendo hacia nuestra dirección y a hacer gestos. Me molestó bastante”, dijo.

“Cuando termina el partido debes extender la mano y no comportarte de esa manera”, señaló. “Se comportaron de un modo que no es el correcto. Hay que dejar al rival tranquilo con su luto”.

Después del agónico triunfo germano sellado con un gol de tiro libre de Toni Kroos a segundos del final en el Fisht en la noche del sábado, algunos asistentes alemanes se acercaron al banquillo escandinavo y los provocaron celebrando con aplausos.

Miembros del cuerpo técnico sueco y varios jugadores salieron a encarar a los rivales y se formó un tumulto en el que hubo varios empujones al borde del campo. Los asistentes de la FIFA tuvieron que intervenir para separar a los dos bandos.

Con los goles de Marco Reus (48′) y Kroos en el 95′ tras haber ido perdiendo 1-0 en la primera parte, Alemania firmó una remontada heroica en Rusia 2018 tras haber estado al borde de quedar eliminada.

La campeona del mundo había perdido en su debut en el Grupo F ante México y ahora puede sellar su pase a octavos con una victoria ante Corea del Sur en su último partido en la llave.

Tomado de: marca.com

Löw: “Siempre creímos que podíamos dar la vuelta al partido”

El técnico de Alemania, Joachim Löw, destacó la fuerza emocional de sus jugadores para remontar ante Suecia y vencer en tiempo de descuento por 2-1 para mantener abierta su posibilidad de avanzar a octavos de final en el Mundial. “Fue un triunfo de la moral, de no darse por vencido, de creer en sí mismos”, felicitó el técnico a su equipo, que en el minuto 95 y con diez hombres consiguió la victoria en Sochi y evitó así un empate que habría dejado a la campeona del mundo con un pie fuera de Rusia.

Löw destacó sobre todo la actitud del equipo en el segundo tiempo, cuando mostró una cara considerablemente más sólida y peligrosa que en la primera mitad pese a la presión de tener que remontar. “En el vestuario les dije que mantuviéramos la calma, que evitáramos caer en lanzar balones largos y mantuviéramos nuestro juego de toque, tratando de cansar a los suecos”, explicó. “Les dije que estuvieran tranquilos, que ya llegarían las ocasiones de gol”.

El plan rindió sus frutos y Alemania logró ir acorralando al rival hasta el agónico gol de Toni Kroos en el minuto 95. “Me gustó la moral con la que jugó el equipo”, sostuvo Löw. “Siempre creímos que podíamos dar vuelta el partido”. El técnico celebró también que fuese precisamente Kroos el héroe de la noche después de que la jugada del gol sueco que abrió el marcador se iniciara precisamente en un mal pase del centrocampista del Real Madrid.

“Que metiera un gol en el último minuto me alegró locamente por él, porque es un jugador que normalmente tiene una seguridad de pase del 100 por ciento”, apuntó Löw. La victoria vuelve a meter en el Mundial a Alemania, que venía de perder con México, y la deja en segunda posición junto a Suecia con tres puntos. México, con dos victorias, lidera la zona con seis puntos y Corea del Sur cierra sin unidades.

La posibilidad de que Alemania avance como segunda de grupo podría generar un explosivo cruce con Brasil en octavos, pero Löw prefirió no adelantar acontecimientos. “No hemos llegado a tanto”, respondió sobre esa posibilidad. “En el otro grupo hay varias combinaciones posibles. Serbia y Suiza tienen buenas oportunidades, entiendo. Y nosotros tenemos que ganar aún a Corea del Sur. Tomaremos lo que venga y estará bien”.

Tomado de: marca.com

Kroos salva al campeón

Toni Kroos no tira las faltas en el Madrid porque son patrimonio de Cristiano Ronaldo. Resulta que es un especialista extraordinario. El futbolista alemán que más Champions ha ganado salvó al campeón, que ya estaba en el alambre, con las tarjetas de embarque para Berlín, a merced de un milagro en la última jornada. Kroos, providencial, metió una falta tras una ejecución extraordinaria para dar el triunfo en el descuento a su selección, que estaba con 10 jugadores y tiró de orgullo. Sacó adelante un encuentro en el que durante muchos minutos estuvo eliminada. Pero el corazón de un campeón nunca deja de latir. Suecia, tan rudimentaria y efectiva como siempre, se quedó cariacontecida. Acarició la gesta.

El fútbol es tan asombroso que en los primeros 10 minutos, cuando Alemania gobernaba el partido como si se tratara de un tirano, con una autoridad insultante, Suecia, que había dado seis pases (y su rival 122), pudo marcar. Berg se plantó solo ante las fauces de Neuer, lento, pero se fue venciendo por el esfuerzo de la carrera y la presencia de Boateng. El delantero sueco empleó el resto de las energías reclamando penalti. Fue un gran susto para el combinado de Low, que estaba jugando muy bien, notando la revolución en el once: cuatro cambios, dos de ellos muy significativos, Ozil y Khedira. Dos de los intocables de Low se quedaban en el banquillo en un partido trascendental. El seleccionador de las camisetas oscuras había tomado medidas en busca de la luz, para atajar la crisis tras la orgía de México. El resultado era evidente porque su equipo avasalló a Suecia. De tanto insistir sin premio, porque a Alemania le falta un gran referente arriba, se cansó.

Suecia es la selección que dejó fuera a Holanda en la liguilla de clasificación para el Mundial y a Italia en la repesca con un ejercicio de resistencia extraordinario en San Siro. No engaña a nadie. Prepara emboscadas en cada ataque del rival, defiende como el Muro protege los Siete Reinos, sabe que si mete un gol vale como tres y a este paso se sentará en algún trono. Cuando Alemania se estaba diluyendo, un error de bulto de Kroos dejó a Toivonen ante Neuer, algo lento. El delantero del Toulouse pugnó por Rüdiger y la picó por encima para poner boca abajo el Mundial. Alemania estaba eliminada recordando lo que le había ocurrido a España en Brasil 2014 y a Italia en 2010. El campeón, superado por una coyuntura tan angustiosa, se bloqueó tanto que Neuer terminó salvando el 0-2 justo antes del descanso.

Entonces, Low recurrió a un delantero tan alemán como Mario Gómez, Werner se echó a una banda y sus compañeros cogieron la corneta. A los dos minutos de la reanudación, Reus había empatado en un gol afortunado con la rodilla tras una asistencia de Werner. El tanto levantó el ánimo alemán y descolocó a Suecia, tan agobiada como en el inicio del partido.

Los compatriotas de Ikea no redecoraron nada hasta el final. Vivían bajo el asedio de la selección que no tiene cuatro estrellas por casualidad. Alemania le puso carácter y empeño, asumió riesgos en busca del triunfo. Tantos que Boateng terminó expulsado por doble amarilla. La reacción de la selección de Low fue de orgullo, admirable. No tuvo suerte primero en un tiro al palo de Brandt, pero sí después, por la intervención divina de Kroos.

Tomado de: marca.com

Suecia pierde por intoxicación a 3 jugadores contra Alemania

La selección de Suecia, que este sábado se enfrentará en Sochi con la de Alemania en la segunda jornada del Grupo G del Mundial, ha perdido a tres de sus jugadores por una intoxicación y a otro por una lesión en el tobillo, informó hoy el entrenador Janne Andersson.

Filip Helander, Pontus Jansson y Marcus Rohden se quejaron de problemas estomacales el jueves por la noche y no viajaron a Sochi”, declaró el seleccionador durante una conferencia de prensa antes de que sus jugadores tomaran contacto con el estadio olímpico Fisht, donde este sábado de jugará el partido.

Helander y Jansson son defensas y Rohden centrocampista.

Jansson es habitual titular en el equipo nórdico y su puesto debe ser ocupado mañana por Emil Krafth.

“Los tres jugadores sufrieron problemas estomacales anoche y por razones de seguridad los dejamos en casa”, añadió el técnico.

Las malas noticias aumentaron en la plantilla de Suecia, que con México lidera el grupo, al confirmarse la lesión en el tobillo del delantero Isaac Kiese Thelin.

El jugador, de 25 años, participó algunos minutos en victoria por 1-0 sobre Corea del Sur, pero no podrá enfrentar a Alemania y su pronóstico de recuperación aún no fue divulgado.