Kroos: “Mucha gente se iba a alegrar en Alemania si nos echaban”

Pitó el árbitro el final del partido y Toni Kroos se tiró al suelo, se puso de rodillas y empezó a dar puñetazos al césped. Poco habitual en él, celebró el triunfo con una euforia desmedida, como lo hacen casi todos los jugadores del planeta, pero de una manera que no va con él. Quizás, porque lo que experimentó ayer en Sochi también era nuevo para él. Estaba Alemania con pie y medio fuera del Mundial y la metió de lleno Kroos con una falta magistral que coronaba su espectacular segunda parte y borraba su fallo en el gol de Suecia.

“El primer gol de Suecia es culpa mía, asumo la responsalidad, pero al final se arregló, ¿no?”, decía el alemán a pie de césped, después de que le abrazaran uno a uno todos sus compañeros y un Joachim Löw que casi le levantaba por los aires. “Ha sido impresionante”, admitía Kroos, frío como el hielo una vez pasado el sofocón del partido y con ganas también de cobrar algunas facturas a los que han dudado de Alemania.

“Tenía la sensación de que mucha gente se iba a alegrar en Alemania si nos eliminaban, pero no se lo vamos a poner tan fácil. No nos van a mandar a la calle fácilmente”, decía Kroos, que firmó una segunda parte sobresaliente en la que se echó el equipo a la espalda y que le permitió llegar hasta una cifra récord: 144 toques de balón.

Salvo en la jugada del gol sueco, Kroos tuvo una precisión de cirujano durante todo el partido, con un acierto en el pase del 93%. “Cuando tocas el balón 400 veces es normal que puedas perder dos balones, pero asumo mi fallo”, insistía el madridista, recordando casi más su error en el primer tiempo que el golazo histórico con el que mantiene a Alemania con vida en el Mundial.

El gol: “La falta era buena y pensé que había que cambiar el concepto. Habíamos puestos muchísimos centros y no habíamos marcado. Y Suecia estaba lista para defender, así que había que probar a tirar y fue gol. No hay que dudar. La alegría fue inmensa porque era un gol importante para el equipo”

Tomado de: marca.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *