Gundogan: “Ningún país consiguió jugar como España y Alemania en la última década”

lkay Gundogan (Gelsenkirchen, 1990) debería tener una estrella bordada en el pecho, pero una lesión de espalda le dejó sin el Mundial de 2014. Ahora, con perspectiva, Gundogan asume que aquello fue un mal menor, porque aquella dolencia pudo apartarle para siempre del fútbol de élite.

Por eso, hoy es uno de los jugadores más felices de la concentración alemana. En perfecto estado físico y en un momento brillante de su carrera gracias al trabajo con Guardiola, el mediocentro del City está llamado a ser uno de los pilares de la selección de Joachim Löw.

Pregunta. ¿Qué siente a pocos días de que empiece el Mundial?

espuesta. Emoción, mucha emoción. Creo que es lo normal, ¿no? Estoy impaciente, es con lo que he soñado desde que era un niño. Me perdí el último Mundial por culpa de una lesión, así que éste lo afronto todavía con muchas más ganas y energía. Estoy feliz de formar parte de este equipo.

¿Y cómo siguió ese Mundial que Alemania ganó y usted se perdió por lesión?

Sí, es duro. Las lesiones son la peor parte del futbolista. Pues lo vi como la mayoría de la gente, por la televisión, con mi familia y mis amigos. Lo pasamos bien, pero no se puede imaginar lo feliz que soy de no verlo con ellos este año… [risas].

¿Cuál es su primer recuerdo de un Mundial?

El primer gran recuerdo que tengo de un Mundial es la final del 98, con los dos goles de Zidane de cabeza y el triunfo por 3-0 ante Brasil. Creo que a partir de ese día Zidane se convirtió en el ídolo de millones de personas y por supuesto en el mío también. Hacer eso en una final de Copa del mundo…

Si quiere vivir algo igual, Alemania tendría que repetir título. ¿De verdad que ven posible repetir título?

Por supuesto, ¡claro que creemos! Vamos a darlo todo para convertir el sueño del doblete en realidad. No es fácil, claro, pero como no lo es fácil para ninguno. Todos empezamos de cero, el pasado no juega, y vamos dar lo mejor de nosotros para ganar otra vez el Mundial.

La Champions tampoco la ganaba nadie dos años seguidos y el Real Madrid ya lleva tres. ¿Puede ser un buen ejemplo para Alemania?

Objetivamente, creo que no se puede comparar. Lo que ha hecho el Real Madrid es impresionante, un trabajo increíble. Pero lo han logrado entre otras cosas porque llevan tres años jugando con la misma estructura de equipo y eso en una selección es más complicado. Desde nuestro título han pasado cuatro años y el bloque ha cambiado. Podemos ganar otra vez, sí, pero sería un caso diferente al del Madrid.

Por cierto, ¿estuvo a punto de fichar por el Madrid?

Tras la final de la Champions de 2013, el año que perdimos con el Bayern y eliminamos al Madrid en las semifinales, tuve muchísimas ofertas para salir del Borussia. Todas de equipos top. Pero prefiero no citar a ningún club en concreto.

Al final ha acabado en el City con Guardiola. ¿Qué ha aprendido de él?

Tenemos la misma idea de fútbol y él me ha ayudado mucho en creer en mí, en tener más confianza en lo que hago. Es un motivador nato, me aprieta mucho para que mejore en cada entrenamiento, para que siempre dé lo mejor de mí. Y tácticamente he crecido mucho con él.

Disfruta entonces jugando para él.

Desde luego. Siempre me gustó su estilo, tanto cuando dirigía al Barcelona como en el Bayern de Múnich. Guardiola siempre sabe lo que hacer en cada situación y creo que este año en el City hemos jugado el fútbol más atractivo de Europa. Y a mí particularmente me ha hecho sentir muy importante dentro del equipo. Soy muy feliz de tener un entrenador como él a diario.

¿Está en el mejor momento de su carrera?

¡Espero que no! ¡Quiero seguir mejorando! Es verdad que estoy muy satisfecho con la temporada que hecho en mi equipo. Tanto a nivel colectivo como individual me han ido muy bien las cosas y ahora espero mantener esta dinámica en el Mundial. He trabajado muy duro y muy serio durante toda la temporada y espero que eso se note ahora. Pero como decía antes, espero que todavía vengan cosas mucho mejores para mí. Hay que seguir creciendo y no conformarse.

Entonces, Zidane es su ídolo. ¿Pero hay algún otro jugador en el que se haya fijado para crecer como jugador?

Sí, Zidane es mi ídolo de niño. Pero también me encantan y he seguido mucho a Xavi e Iniesta. Son dos jugadores top.

¿Cómo ve a España en este Mundial?

Veo a España como una de las grandes favoritas, sin duda. Y no lo digo porque la entrevista sea a MARCA [risas], lo digo convencido porque jugamos contra ellos en marzo y lo pude comprobar in situ. El equipo que quiera ganar a España va a tener que sufrir mucho. España tiene jugadores de una calidad increíble en todas las líneas y eso de primeras ya merece el máximo respeto. Por ejemplo, conozco muy bien a David Silva, compañero mío en el City. David es el jugador perfecto para el estilo de España y del City, que es jugar siempre con la posesión del balón. Es un futbolista impresionante. Hay mucho nivel en España, de verdad.

Veo que es un gran seguidor del estilo de España.

Me gusta mucho, de verdad. Como decía, el estilo de España es muy parecido al que hacemos nosotros en el City. Cuando España tiene el día bueno, no hay quien le quite la pelota. Creo que España y Alemania hemos hecho el mejor fútbol de selecciones de la última década. Podemos sentirnos orgullosos.”

Tomado de: marca.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *