El Bayern sufre en Leipzig pero pasa en los penaltis tras un partidazo

Qué envidia disfrutar de cómo se vive la Copa en el resto de países europeos. Mientras en España sobra, ayer RB Leipzig y Bayern demostraron que unos dieciseisavos de final pueden tornarse en un partido brillante y lleno de emoción. De ida y vuelta, con fútbol, con mucho sentido táctico y con ocasiones en ambas porterías. Así da gusto. Porque, más allá de si el sistema de competición es más o menos acertado, la competitividad y seriedad que demostraron ambos conjuntos es de elogiar. Y da envidia.

RBLeipzig y Bayern, tercero y segundo en la tabla clasificatoria, saltaron al césped del Red Bull Arena con los onces de gala. No hubo ningún atisbo de rotación por parte de Hasenhüttl y Heynckes. Y la actitud de los futbolistas era de ir a por la victoria como si el mismo torneo se acabara esa misma noche. Recordemos, sólo eran unos dieciseisavos.

En el cómputo general del partido, es de justicia aseverar que el Bayern jugó un mejor encuentro que el Leipzig. Tuvo más ocasiones, pero Gulacsi estuvo inmenso. El meta húngaro cuajó un excelente partido y detuvo todas las embestidas del Bayern, que crecieron exponencialmente tras la expulsión de Naby Keïta en el 53′ por doble amarilla. Resultó injustificable que el guineano tuviera que abandonar el partido mientras Vidal o Hummels, autores de entradas muy duras, seguían sobre el césped.

Expulsado Naby Keïta

Pese a la inferioridad numérica, el Leipzig se adelantó en el marcador gracias a un penalti cometido por Boateng. Aprovechó el regalo Forsberg. Apenas cinco minutos después, Thiago anotó el empate de cabeza. De sus 21 tantos con los bávaros, cinco han sido con la testa.

A partir de ahí, vino la exhibición de Gulacsi -tengan por seguro que Lewy soñó anoche con él-, que se encargó de dejar el marcador con empate a un tanto. Decidieron los penaltis.

El Bayern hizo gala de su experiencia y ganó su octava tanda de nueve disputadas en Copa. Estará en octavos gracias al fallo de Werner, que lanzó el penalti decisivo muy blandito, fácil para Ulreich. Los toros rojos, como en la anterior edición, caen en penaltis en dieciseisavos. Eso sí, con la cabeza muy alta. Copaza en Alemania. ¡Qué envidia!

Tomado de: marca.com

One thought on “El Bayern sufre en Leipzig pero pasa en los penaltis tras un partidazo

  1. !Mia sam mia! Asi dicen los bavaros cuando estan en su punto. Cabe decir que fue un tremendo partidazo por parte del Bayern que demostro con firmeza porque es campion cinco veces consecutivas de la Bundesliga. Para mi se merece ganar la champion este año.
    El Bayern es un gran club y lo ha demostrado con creces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *