¿QUÉ PASA CON EL BAYERN?….SEGUIMIENTO A LA NOTICIA

Hoeness: “Ancelotti tenía a cinco jugadores en contra suya”

El presidente del Bayern, Uli Hoeness, en ‘Funke Sport’ comenzó las razones que han llevado al equipo bávaro a prescindir de Carlo Ancelotti.

“Ancelotti tenía a cinco jugadores en contra suya, lo cual era insostenible. Como entrenador, no puedes tener a jugadores estrella en tu contra. En mi vida aprendí un dicho: el enemigo en tu cama es el más peligroso. Por eso tuvimos que tomar medidas”.

La sombra de Guardiola marcó el paso de Ancelotti por el Allianz

A Ancelotti le tocó torear un ‘Miura’ en Múnich. Su estancia en el Bayern ha estado marcada por la alargada sombra de Pep Guardiola. El ahora técnico del Manchester City recogió un equipo que venía de ganar Liga, Copa y Champions con una misión clara: dotarle de su sello de autor.

La idea salió bien… a medias. El Bayern ganó mucho -tres Ligas, dos Copas, una Supercopa de Europa y un Mundialito-, pero no lo suficiente. Al menos, no la Champions. Tres eliminaciones consecutivas en semis a manos de Atlético, Barcelona y Real Madrid provocaron que, quien más y quien menos, pusiera en duda el fútbol preciosista de Guardiola.

El Bayern, una vez se supo la no continuidad de Pep, anunció a Ancelotti. En ‘Carletto’ vio el entrenador adecuado para dirigir una ‘transición dulce’. Se buscaba volver a la esencia. No se trataba de destruir el ‘tiki-taken’ de golpe de Guardiola, pero sí de recuperar, en parte, el vértigo y los terribles arreones pasionales que han caracterizado el fútbol del Bayern, sobre todo como local, a lo largo de su historia.

Se confiaba también el perfil de pacificador de Ancelotti para poner paz en un vestuario y un club con un entorno salvaje. Pese a la mano izquierda del ex del Real Madrid, los conflictos fueron inevitables cada vez que un ‘peso pesado’ -veáse Ribéry o Müller- ‘calentaban’ banquillo. Del ‘entorno’ -Matthäus, Effenberg, Kahn-… mejor ni hablar. “Carlo es amigo de la libertad de expresión y de la democracia, pero no somos demasiado inteligentes si en vez de concentrarnos en el campo, hablamos fuera de él”, admitía Rummenige.

Al igual que con Guardiola, la apuesta por Ancelotti no salió plenamente bien. A nivel de títulos, el balance no es malo: ganó la Bundesliga -se convertía en el primer entrenador que ganaba la Liga en Alemania, Italia, Inglaterra y Francia- y dos Supercopas alemanas -el único título que se le resistió a Pep con el Bayern-. Las miras del Bayern, sin embargo, eran mayores. El pasado mes de noviembre ya lo pudo comprobar. Después de perder con el modesto Rostov (3-2) en Champions ya estuvo en el disparadero.

‘Carletto’ no le dio importancia. Su obsesión era guardar fuerzas y evitar las lesiones que lastraron a Guardiola. Quería llegar bien al tramo final de la Champions… pero acabó cayendo antes que su predecesor: en cuartos ante el Madrid. Es cierto que el resultado global de la eliminatoria (6-3) engaña. El Bayern forzó la prórroga, pero le pesó la expulsión de Vidal.

El gran ‘debe’ de Guardiola fue no ganar la Champions y el gran ‘debe’ de Ancelotti -mayor incluso que no reconquistar Europa- fue el juego. Le costó derribar ciertos automatismos de la ‘era Guardiola’ a la hora de crear un equipo más directo. Su Bayern carecía de una identidad definida y no consiguió enganchar al Allianz Arena. No supo, no pudo o no le dejaron crear un estilo que sí existía con Pep. La alargada sombra de su recuerdo marcó, en el fondo, la estancia de Ancelotti.

La estrepitosa derrota con el PSG (3-0) fue la gota que colmó el vaso después de que el Bayern protagonizara su peor arranque en Bundesliga -ha sumado 13 puntos de 18 posibles- desde la 2010-11. ‘Carletto’ se convierte en el primer entrenador que el Bayern despide antes de diciembre desde que destituyera a Heynckes en 1991. Sus números, a pesar de todo, no eran malos. En 60 partidos sumó 42 victorias, 9 empates, 9 derrotas, 156 goles a favor y 50 en contra. Hay más. Su media de puntos en Bundesliga (2.39) es la segunda mejor de la historia del club. Sólo le supera, otra vez más, Guardiola (2.39).

Sin embargo, Ancelotti no es el culpable o, al menos, no el único ni el máximo culpable. La política de fichajes deja mucho que desear, el equipo se ha envejecido, la pretemporada no ha sido la ideal… En definitiva, el Bayern ya no es lo que era.

La reacción de Ancelotti tras el duro discurso de Rummenigge: “La derrota tendrá consecuencias”

El presidente de la junta directiva del Bayern, Karl-Heinz Rummenigge, se mostró muy duro tras la derrota ante el PSG en presencia de su cuerpo directivo durante una comida con patrocinadores tras la derrota en la Champions League ante el PSG (3-0).

“Ha sido una derrota muy dura, de la que tenemos que hablar, que debemos analizar y de la que debemos sacar conclusiones. La derrota va a tener consecuencias. Debemos recuperar cuanto antes el genuino Bayern que somos, el equipo que ha causado furor en Europa y también en Alemania, recuperar cuanto antes el terreno perdido“, aseguró Rummenigge.

Ancelotti no es el culpable, el Bayern ya no es lo que era

Ancelotti ya es historia. El Bayern ofreció al ‘pueblo’ su ‘cabeza’ para templar los ánimos tras el 3-0 de París.Era lo fácil. ‘Carletto’ no es el culpable o, al menos, no es el único ni el máximo culpable. El Bayern no es el que era… desde hace tiempo. Este equipo es mucho peor que el que ganó el triplete con Jupp Heynckes en la 2012-13 y también es peor que el que manejó Guardiola durante sus tres temporadas en Múnich.

Lewandowski tenía más razón que un santo cuando en ‘Der Spiegel’ criticó la política de fichajes del club. “El Bayern tiene que inventarse algo para traer más jugadores de clase mundial. Si se quiere ser competitivo se necesita esa clase de futbolista. El club apenas ha gastado 40 millones en un jugador, una cifra que más próxima a lo que cuesta un jugador ‘medio’ que a los de la parte alta del mercado”.

Si el Bayern quiere ser competitivo, necesita fichar jugadores de clase mundial”

Robert Lewandowski, delantero del Bayern

El club con el ‘entorno’ más complicado de Europa hace tiempo que se quedó atrás. Los ‘Popes’ del Bayern -habituados a ser noticia por sus declaraciones grandilocuentes- deberían aparcar la crítica y mirarse al ombligo antes de haber despedido a Ancelotti. El Bayern ni siquiera domina ya el mercado local. “Si fuera tan bueno estaría en el Bayern”, recuerdo que me dijo una persona vinculada al fútbol ante el espectacular inicio de Martin Petrov en el Atlético.

No le faltaba razón. Hubo un tiempo en que todo jugador que destacaba mínimamente en Alemania -no hablemos ya de superestrellas- acababa en Múnich. Eso ya no es así. El Bayern se centró en debilitar al Dortmund -fichó a Hummels, Götze y Lewandowski- y por el camino se le han escapado grandes jugadores: Dembélé (Barcelona), De Bruyne (City), Xhaka (Arsenal), Gündogan (City), Firmino (Liverpool), Calhanoglu (Milan), Mkhitaryan (Manchester United), Emre Can (Liverpool), Ricardo Rodríguez (Milan), Perisic (Inter), Reus (Dortmund), el Schürrle que en su día se fue al Chelsea…

Una inercia que incluso podría remontarse aún más en el tiempo -el Madrid le birló a Khedira y Özil- y que tiene pinta de perpetuarse en el tiempo: el Liverpool ya ha fichado a Naby Keïta y desde Italia apuntan que Goreztka -parecía que lo tenía atado el Bayern- podría recalar en la Juventus. Ojo, porque también interesa al Barça. Pero hay más. El Bayern cometió un ‘pecado capital’ al no conseguir retener a Toni Kroos. El medio, con sólo 24 años, se marchó al Madrid por 25 millones de euros.

El proyecto del Bayern, más que de éxito, se está muriendo de ‘viejo’. Ancelotti dirigía la plantilla más veterana de la Bundesliga: cuenta con una edad media de 26,4 años. Desde las oficinas del Allianz no han sabido atajar el problema… ni renovarse a tiempo. ‘Carletto’ perdió a dos titulares (Lahm y Xabi Alonso)… ¡porque se retiraron! Tan cierto es que colgaron las botas rindiendo aún a buen nivel… como que es una circunstancia impropia en un equipo de élite.

Esta temporada podría suceder algo similar con otros dos titulares habituales: Ribéry (34 años) y Robben (33). Lo paradójico es que, a sabiendas de esa situación, el Bayern haya traspasado a Douglas Costa a la Juve. Coman -Gnabry está cedido en el Hoffenheim- es el recambio ‘puro’ que figura en un equipo acostumbrado a jugar con extremos en un 4-3-3 bastante clásico. Ante este panorama, Ancelotti optó por ‘cortar las alas’ ante el PSG y potenciar el juego interior con James y Müller. No le fue bien y, probablemente, es uno de los motivos que han provocado su despido. Sin embargo, no es el único culpable. Neuer se lesionó de gravedad y, ¿cuál fue la solución? Fichar al retirado Starke, de 36 años. Lo dicho, desgraciadamente, el Bayern ya no es lo que era.

Cinco claves para entender el polvorín del Bayern: Ancelotti, Robben, los veteranos…

La estrepitosa derrota del Bayern de Múnich en el Parque de los Príncipes no ha hecho más que avivar un incendio que lleva encendido desde hace ya varios meses y que se ha llevado por delante a Carlo Ancelotti. El propio Arjen Robben no dudó en echar más leña al fuego al no respaldar públicamente al entrenador tras la derrota de París.

La crisis que sufre el Bayern viene como consecuencia de los siguientes aspectos:

  1. Planificación del Bayern. Ya desde el verano se llevan haciendo mal las cosas. La pretemporada del equipo germano por China recibió bastantes críticas desde dentro de la plantilla. La mala preparación, sumada a las primeras derrotas del Bayern, provocaron las primeras reacciones negativas.
  2. Renovación de la plantilla. El Bayern de Múnich optó por renovar a los jugadores más veteranos del primer equipo que, además, no admiten ser suplentes. La falta de juventud en la plantilla se nota… y eso que estamos a principio de temporada.
  3. Confrontaciones con Ancelotti. Hay futbolistas que han tenido ‘roces’ con el entrenador italiano. Arjen Robben, que lleva en el club desde la temporada 2009/2010 fue el último en escenificar problemas con Ancelotti. Sus palabras tras la derrota ante el PSG evidencian la falta de armonía. Los problemas de Robben con sus técnicos se repiten en el tiempo. No sólo con Ancelotti ha tenido problemas.
  4. El Bayern, en manos de los veteranos. A todo lo comentado anteriormente se suma que los futbolistas con más años en el equipo tienen muchísimo peso dentro del vestuario. Esa circunstancia dificulta mucho el trabajo en el conjunto bávaro.
  5. Clima hostil. El ambiente que se respira dentro del Bayern de Múnich no es el ideal. El clima es tenso y la relación entre los dirigentes del club y el técnico Carlo Ancelotti era fría antes de su destitución. Además, la directiva también ha aportado su granito de arena a esta crisis con declaraciones como las de Rummenigge, en las que afirmaba que el Real Madrid es “el club de los sueños” de Lewandowski.

Robben provoca un incendio en el vestuario del Bayern

El centrocampista Arjen Robben enciende las alarmas de una posible ruptura en el vestuario del Bayern Múnich. El holandés compareció ante los medios de comunicación en zona mixta tras la derrota (3-0) del Bayern Múnich ante el Paris Saint-Germain en el Parque de los Príncipes y a la pregunta de un periodista sobre si la plantilla apoya al entrenador Carlo Ancelotti, el holandés contestó: “No responderé a esa pregunta. Fue una derrota dolorosa y podemos hablar de ello”.

Robben no fue de la partida inicial del equipo bávaro. El técnico italiano seleccionó como titulares a James Rodríguez y a Corentin Tolisso, quienes fueron sustituidos al descanso -por Coman y Rudy, respectivamente- cuando el equipo ya perdía 2-0. El internacional con la selección de Holanda entró a los 69 minutos.

Sobre la alineación de Ancelotti, el futbolista manifestó: “No voy a decir nada al respecto, porque cada palabra es demasiado. Lo más importante es que ahora somos un equipo, necesitamos paz, y todos los que exteriorizan su insatisfacción no ayudan al equipo”.

En rueda de prensa, el técnico también se refirió a su decisión de dejar a futbolistas como Robben, Ribery y Rudy en el banquillo.

Tomado de: marca.com

One thought on “¿QUÉ PASA CON EL BAYERN?….SEGUIMIENTO A LA NOTICIA

  1. Fuera Ancelotti, fusilen a Guardiola, traigan a Klopp, cambien la politica de fichajes de la Bundesliga, muy bonita e ideal en el papel pero que nadie respeta en otros lados y veras como el Bayern lo gana todo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *