May 08

Werder Bremen y Gnabry: Un culebrón en puerta

“Gnabry está en el radar de varios clubes de la Bundesliga”. Esta afirmación que vuelve a hacerse eco es prácticamente idéntica a la de hace un año, cuando luego de completar unos extraordinarios Juegos Olímpicos para Alemania, pusieron a Serge en el centro de la escena. Pero ahora, el caso es diametralmente opuesto: el extremo no está contento en Bremen por su rol actual de suplente, y varios clubes ya están relamiéndose.

La temporada de Gnabry está marcada por altibajos. Luego de tener una actuación destacadisima en el seleccionado alemán que se quedó con la medalla de plata en los Juegos, marcó seis goles en la misma cantidad de partidos. Allí, su explosión, dinámica y olfato goleador, y el hecho de no tener continuidad en el Arsenal inglés, lo hicieron un futbolista muy apetecible para el mercado. Y fue el Werder Bremen, cuyo objetivo era mantenerse en mitad de tabla, el club que lo fichó.

Con los Nórdicos, Serge parecía haber encontrado ese respaldo, confianza y nivel que le permitiera hacerse con un lugar en el once. De hecho, ni bien volvió de la licencia por su actividad olímpica, el gran nivel que ostentaba le permitió meterse sin escala en el equipo titular y disputó todos los encuentros. Pero las lesiones musculares en el segundo tramo de la Bundesliga lo marginaron y, encima, coincidió con la brutal racha positiva del conjunto de Nouri, que lo depositó en puestos de Europa League.

Ahora bien, la disyuntiva del entrenador no debe ser fácil. Porque sin Gnabry, quien era llamado a ser la figura en el ataque del SVW, encontró un funcionamiento colectivo que lo llevó de pensar en el descenso a soñar con Europa. Y, encima, el aspecto ofensivo es uno de los puntos altos que tuvieron los Verdes: en lo que va de este año, registran un promedio de 2,5 goles por partido, y la única vez que marcaron menos de un gol fue en el empate 1-1 con Bayer Leverkusen.

Pero claro, aún entrando desde el banco, el delantero formado en Stuttgart se mantiene como el segundo goleador del equipo (10), detrás del entonado Max Kruse (14). Y Nouri sabe que, ante un buen presente del equipo, en el banco tiene un revulsivo interesante. Sin embargo, esto no complace al propio Gnabry, quien al ver en puerta una situación similar a la que vivió en Inglaterra, no descarta emigrar en junio.

¿Es conveniente un cambio de aires? A Gnabry lo siguen de RB Leipzig, Hoffenheim y Borussia Dortmund, equipos con estructuras ofensivas bien armadas y que, con sus plazas de Champions casi aseguradas, el joven de 21 años entraría en la rotación y debería luchar para ganarse el puesto. Y en Werder, la plantilla configurada para mantener la categoría de repente se encuentra en zona de copas internacionales, lo cual vislumbra la llegada de refuerzos.

Por el lado del club, la idea es clara: quieren retener a un futbolista de enorme talento, pero que ahora no es prioridad para el técnico. Y así, como dijo Frank Baumann, Director Deportivo, extender su contrato (2018) hasta 2020 y agregarle una cláusula para que una eventual salida genere mayores ingresos. Porque si el Bremen juega Europa, la cotización de su plantilla incrementará.

Con un puñado de partidos para el final de la temporada, la situación de Gnabry poco cambiará. Lo que sí está claro es que, con su descontento de público conocimiento, varios intentarán llevarselo. ¿Estará su futuro lejos de Bremen?
Tomado de: mibundesliga.com

Deja un comentario

Your email address will not be published.