Ene 05

El sueño roto de Draxler y el Wolfsburg

Por Camilo Arboleda

Publicado el03/01/2017

Cuando al inicio de la temporada anterior Julian Draxler decidía abandonar su equipo de toda la vida -el Schalke 04- en detrimento del ambicioso proyecto del Wolfsburg, todos los aficionados de la Bundesliga esperaban ansiosos el despegue absoluto de uno de los mayores talentos del fútbol alemán en los últimos años.

Su papel no era sencillo. Draxler llegaba tras un extenso culebrón que ocupó las portadas de todos los medios durante gran parte del verano. Y por si fuera poco, era el encargado de sustituir la marcha de Kevin De Bruyne, que había hecho las maletas rumbo al Manchester City inglés.

Tras un buen primer año, comenzó la caída libre. Desde el pasado verano, las cosas no han ido bien ni para Draxler ni para el Wolfsburg. Las actuaciones destacables del internacional germano se han producido a cuentagotas. Y como su equipo, el rendimiento ha ido cada vez más en descenso. Otro capítulo es la situación actual de un club que, a día de hoy, pelea por alejarse del descenso a la 2.Bundesliga.

Ya el pasado verano, sólo uno después de su llegada al club, Draxler y su entorno solicitaron al Wolfsburg el traspaso. PSG, clubes de la Premier League y, principalmente, Real Madrid seguían muy de cerca al ex del Schalke, tentando al jugador con sustanciosos contratos.

Pero el Wolfsburg, lejos de ceder la más mínima opción de salida, bloqueo las puertas a Draxler. Un comunicado oficial, en el que negaba cualquier posibilidad de venta, fue suficiente para calmar los rumores. Desde entonces, relación rota entre club y jugador.

Esta campaña, la fortuna no ha acompañado a ninguna de las dos partes. La marcha de Hecking y  llegada de Ismaël, acompañado de los altibajos de Draxler, aumentaron aún más las posibilidades de salida de un jugador criticado por el técnico francés.

Finalmente, la relación se quebró en la jornada catorce. Para el viaje al Allianz-Arena, Ismaël dejó fuera de la convocatoria a un Draxler que no estuvo presente en la goleada encajada por los Lobos ante el Bayern por 5:0.

Su marcha a París

Y con el 2016 cerrado, el Paris Saint-Germain aprovechó la ocasión y su momento dubitativo en liga para viajar unas cuantas millas y tentar al jugador de 23 años. Y así fue, el multimillonario club francés tomó ventaja en río revuelto y se regaló de Navidad su primer fichaje de invierno.

Draxler llega así al vigente campeón de la Ligue 1 francesa, con el que ha firmado un contrato hasta 2021. Previamente, el club parisino desembolsó alrededor de 40 millones de euros al Wolfsburg, según las informaciones de medios galos y germanos.

De esta forma, pone fin a lo que se pensaba que iba a ser una de las novelas del iniciado mercado de invierno y de paso levantando opiniones como la del entrenador del Liverpool, Jürgen Klopp, quien considera al internacional mediocampista como una persona “sin carácter”.

Pues el ex-entrenador del Dortmund, veía en el antiguo 10 del Wolfsburg, el complemento ideal para el brasileño Coutinho en el frente de ataque, pero ante su negativa señaló:

Teníamos que convencerle a través del dinero, y lo que realmente necesitaba era tener carácter. No queremos a un jugador como él. Los jugadores saben que aquí pueden ganar mucho dinero, pero no vamos a cometer una locura. Queremos convencer a los jugadores por la historia de nuestro club”, manifestó Klopp.

Tomado de: mibundesliga.com

Deja un comentario

Your email address will not be published.