Özil maravilla y rescata al Arsenal ante el Ludogorets

El Arsenal remontó dos goles de desventaja en su visita al Ludogorets (2-3), con un tanto final para enmarcar del alemán Mesut Özil, que sirvió para firmar su pase a octavos de final tras cuatro jornadas disputadas.

La diferencia de calidad entre Arsenal y Ludogorets quedó demostrada en el Emirates con el contundente 6-0. Escoció en el equipo búlgaro que salió con ganas de dar una alegría a su afición ante un histórico y en quince minutos ganaban 2-0.

Pese al dominio inicial del Arsenal, dueño de la posesión, dos errores defensivos le costaron goles. El primero llegó en una falta lateral, cuando Jonathan Cafú marcaba libre de marca y a placer en carrera a un metro de Ospina. Era el minuto 12 y tan solo tres después un contragolpe liderado por Cafú lo cerraba con una gran asistencia a Keseru.

Sacó el carácter ganador el Arsenal, liderado en ataque por Ozil, para plasmar finalmente su dominio abrumador en el marcador. El ‘mago’ alemán regaló el primer tanto tras una acción por banda izquierda que concluyó con pase atrás a Xhaka, que desde el punto de penalti devolvía el pulso a su equipo con el remate de zurda.

La paciencia marcaba el juego del Arsenal ante un rival que se fue encerrando y busco generar daño con la velocidad al contragolpe. Alexis buscaba el empate pero no encontraba portería y el acierto en el remate lo ponía Giroud para igualar el encuentro a tres minutos del descanso tras centro desde el costado derecho de Ramsey.

No cambiaría el panorama en la segunda mitad, con el Arsenal convencido de lograr el triunfo, aunque se llevó algún buen susto que hizo brillar a Ospina ante Wenderson. Tuvo dos consecutivas, la primera la resolvió con un disparo cruzado raso y el segundo en un mano a mano que detuvo el meta colombiano tras la pasividad de la defensa londinense.

La ambición tuvo premio para el Arsenal a dos minutos del final cuando el Ludogorets pecó de inocencia al buscar el triunfo en una acción, que le hizo descuidar su defensa y los espacios los aprovechó Ozil para crear una obra de arte de un balón largo. Picó el balón a la salida de Borjan y sentó en el césped a dos defensas con recortes antes de marcar a puerta vacía.

Ficha técnica:

Ludogorets: Borjan; Minev, Palomino, Moti, Natanael; Cafú, Anicet Abel, Dyakov, Marcelinho, Wanderson; y Keseru (Misidjan, m.80).

Arsenal: Ospina; Jenkinson, Mustafi, Koscielny, Gibbs; Coquelin, Xhaka (Elneny, m.87); Ramsey (Oxlade-Chamberlain, m.75), Özil, Alexis (Iwobi, m.90); y Giroud.

Goles: 1-0, m.12: Jonathan Cafú. 2-0, m.15: Keseru. 2-1, m.20: Xhaka. 2-2, m.42: Giroud. 2-3, m.88: Ozil.

Árbitro: Bas Nijhuis (HOL). Amonestó a Minev (38) por los locales; y a Coquelin (60), Xhaka (66) y Jenkinson (70) por los visitantes.

Incidencias: Partido de la cuarta jornada del grupo de la Liga de Campeones disputado en el estadio Vasil Levski de Sofía.

Tomado de: marca.com

Lewandowski mete al Bayern en octavos

El Bayern de Múnich certificó el pase a octavos de la Liga de Campeones un doblete del polaco Robert Lewandowski con el que el equipo bávaro remontó ante el PSV Eindhoven holandés (1-2), que se había adelantado al inicio de la primera parte con un tanto en fuera de juego del colombiano Santiago Arias. [Clasificación grupo D]

Los germanos, con nueve puntos en cuatro jornadas, son segundos en el Grupo D, por detrás del Atlético de Madrid, con doce, al que intentará arrebatarle aún la primera plaza.

Con la derrota en casa, el PSV perdió las opciones matemáticas de meterse entre los dieciséis mejores equipos de Europa, al igual que el Rostov, que cayó por 2-1 en el Vicente Calderón.

Los alemanes, sin los lesionados Javi Martínez y Franck Ribery, alardearon de precisión técnica desde el inicio, y en el minuto 4 Robert Lewandowski aprovechó un balón bombeado para inventarse una vaselina de cabeza que se estrelló en el travesaño.

Pero fue el PSV el que diez minutos después se adelantó con un cabezazo de Santiago Arias. El colombiano aprovechó el rechace a un primer remate de Propper e inauguró el marcador, en clara posición de fuera de juego que el árbitro no señaló.

Con más entusiasmo que argumentos, el PSV, tercero en la liga holandesa a los mandos de Philippe Cocu, aguantó un rato el resultado ante la maquinaria germana de Carlo Ancelotti.

Pero la escuadra alemana perseveró hasta forzar un penalti por mano -protestada- del mexicano Andrés Guardado al cortar un centro por la derecha del lateral Philipp Lahm. Lewandowski no perdonó y batió a Remko Pasveer por la izquierda.

El empate encendió el partido, con los de Eindhoven buscando a la contra el gol que les diera la supervivencia y los alemanes peleando por el liderato de grupo por sexto año consecutivo. Y el PSV aguantó el tipo hasta el descanso.

Pero eso fue todo. El Bayern, claro dominador de la primera parte con un 63% de posesión y seis tiros a puerta por dos de los holandeses, metió una marcha más al inicio de la segunda. Los de Cocu se conformaban con buscar el contraataque, cada vez con menos alegría.

Joshua Kimmich a punto estuvo de adelantar a los germanos, que aspiran a sumar esta temporada su sexto título en la máxima competición continental, pero el goleador alemán no logró aprovechar un certero balón que colgó desde la banda el chileno Arturo Vidal.

El gol para los muniqueses, que también tuvieron en sus botas Thomas Müller y el propio Vidal, no llegaba. Y Ancelotti movió el banquillo en el minuto 64.

El técnico italiano quitó a Kimmich, para dar entrada a Coman, e introdujo también al brasileño Douglas Costa en detrimento de Arjen Robben, que se medía por primera vez contra el equipo al que llegó con 18 años y en el que creció como futbolista entre 2002 y 2004, antes de fichar por el Chealsea, Real Madrid y Bayern de Múnich.

Y nueve minutos después llegó la jugada del partido, cuando Costa sirvió un pase a ciegas a David Alaba que tocó magistralmente para que Lewandowski hiciera el segundo, esta vez en su versión más artística.

El gol de la remontada en el minuto 73 petrificó a los holandeses, que nada pudieron hacer hasta el pitido final para evitar una derrota que les deja fuera de la Liga de Campeones, competición que ganaron en 1988.

El Bayern de Múnich, que en su visita al Vicente Calderón el pasado septiembre perdió 1-0, se medirá contra el Atlético de Madrid en el Allianz Arena el próximo 6 de diciembre. En juego, el liderato del Grupo D.

Ficha técnica:

1 – PSV Eindhoven: Pasveer; Arias, Isimat-Mirin, Moreno, Willems (Brenet, m.46); Propper, Ramselar (Zinchenko, m.74), Schwaab; Guardado, Pereiro (Bergwijn, m.67); y De Jong.

2 – Báyern Múnich: Neuer; Lahm, Hummels, Boateng, Alaba; Xabi Alonso, Robben (Costa, m.64), Kimmich (Coman, m.64), Vidal; Lewandowski y Muller (Sanches, m.86).

Goles: 1-0, m.14: Arias; 1-1, m.34: Lewandowski, de penalti; 1-2, m.73: Lewadowski.

Árbitro: Gianluca Rocchi (Italia). Amonestó al visitante Coman (m.90).

Incidencias: partido correspondiente a la cuarta jornada del Grupo D de la Liga de campeones, disputado en el Philips Stadion ante unos 35.000 espectadores.

Tomado de: marca.com

Un Gladbach en inferioridad empata ante el Celtic

El Borussia Mönchengladbach, jugando con un hombre menos el último cuarto de hora por expulsión de Julian Korb, logró salvar un empate a un gol en casa ante el Celtic, que en la etapa final tuvo todo para resolver el compromiso. [Clasificación del grupo C]

Al comienzo las cosas se vieron bien para el Gladbach, que logró controlar el partido durante el primer cuarto hora, generando llegadas ante todo por la banda derecha a través de Thorgan Hazard pero sin llegar a tener en esa fase claras posibilidades de gol.

Gol de Lars Stindl (1-1) en el Borusia M. 1-0 Celtic de Glasgow

Curiosamente, la primera ocasión clara se produjo cuando el Celtic se había logrado sacudir de ese dominio inicial de los alemanes y llegó en una jugada de contragolpe en el minuto 20.

Gol de Dembele (1-1) en el Borusia M. 1-1 Celtic de Glasgow

Hazard le metió un balón al área a Ströbl quien remató de media vuelta pero justo al cuerpo del portero Gordon.

En el 24 llegó una gran ocasión para el Celtic con un remate desde fuera el área de Scott Sinclair que pegó en el poste.

El partido estaba emparejado y el Gladbach empezaba a mostrar algunos síntomas de inseguridad cuando logró cobrar ventaja. La jugada la inició Christoph Kramer con un pase a Hazar que ganó la línea de fondo y lanzó un centro que Lars Stindl aprovechó con un remate desde el centro del área que se fue al fondo de la red.

En la segunda parte, el Gladbach tuvo un par de buenas ocasiones para sentenciar el compromiso, la más clara un remate al travesaño de André Hahn en el minuto 65,

Todo apuntaba a una victoria del Gladbach cuando Korb derribó a Dembelé en el área. El árbitro pitó penalti, Dembelé marcó sin problemas, y expulsó a Korb con roja directa con lo que en el último cuarto de hora se vio un partido completamente distinto.

El Celtic tuvo la pelota, la puso en la mitad del Gladbach y en el 88 tuvo ocasión de definir el compromiso por intermedio de McGregor que remató desviado estando sólo ante Yann Sommer.

El punto le sirve un poco más al Gladbach en la lucha por el tercer lugar y la clasificación a la Liga Europa, partiendo de la base que es probable que los dos equipos pierdan en las próximas jornadas ante el Barcelona y el Manchester City.

Ficha técnica:

Borussia Mönchengladbach: Sommer; Korb, Vestergaard, Elbedi; Strobl (Jantscke, 77), Kramer; Johnson, Wendt; Stindl (Raffael, 81); Hazard (hermann, 69), Hahn.

Celtic: Gordon; Gamboa (Henderson, 85), Lustig, Sviatchenko, Izaguirre; S.Browsn, Amstrong; Forrest (Roberts, 60), Rogic (McGregor, 69), S.Sinclair; Dembelé.

Goles: 1-0, min 31: Stindl. 1-1, min 76: Dembelé, de penalti.

Árbitro: Manuel de Sousa (Portugal). Amonestó a Hermann, Kramer, Izagaguirre y expulsó a Korb.

Incidencias: partido de la fase de grupos de la Liga de Campeones disputado en el Borussia Park de Mönchengladbach.

Tomado de: marca.com