El Darmstadt se reconstruye con seis fichajes

Buscando prepararse para la siguiente temporada, el SV Darmstadt 98 apunta a contratar a un máximo de seis nuevos jugadores, tras un verano en el que los precios han complicado las negociaciones de los lirios.

La última noticia desde la pequeña ciudad vecina de Frankfurt es la salida de Slobodan Rajkovic, quien se dirige al Palermo de la Serie A italiana. Una baja más a la ya larga lista de jugadores que se marchan del Darmstadt en lo que va de este verano. Sin embargo, la del serbio, junto a la del goleador Sandro Wagner, serán con casi total seguridad las más sentidas por el equipo que esta temporada buscará aferrarse a la permanencia por segundo año consecutivo.

Slobodan Rajkovic (der.) despeja un balón in extremis ante la presión del holandés Klaas-Jan Huntelaar (izq.) el pasado 30 de enero. Foto: Alex Grimm/Bongarts/Getty Images.

En total, 16 jugadores que vistieron el uniforme de los Lirios se han marchado, han sido cedidos o se han retirado del fútbol desde que abrió la ventaja de fichajes veraniega de la Bundesliga para la temporada 2016/17. Bajas que, de momento, han sido llenadas a medias. Con apenas 23 jugadores en el plantel, ningún otro equipo cuenta con tan pocos miembros de la escuadra.

El fichaje más sobresaliente ha sido, de momento, el técnico, Norbert Meier, quien viene de dirigir al Arminia Bielefeld; club con el que pese a haber culminado de treceavo en la 2.Bundesliga la temporada pasada, tuvo la cuarta menor cantidad de derrotas del torneo, así como la cuarta portería menos batida del certamen. Pese a eso, el cartel que tiene el Darmstadt de principal candidato al descenso ha sido difícil de levantar.

Y es que bajas como la mencionada de Rajkovic, se suma a la salida de otros baluartes de los lirios, como Sandro Wagner, Konstantin Rausch, Christian Mathenia y Marco Sailer. Cabe esperar, por tanto, bastante movimiento desde Darmstadt, buscando tapar los huecos abiertos por bajas que, además, han dejado poco dinero extra en las arcas de los Lirios: poco más de 5 millones de euros.

Es por ello que, sin tiempo que perder, Norbert Meier ha ido perfilando una plantilla que, a pesar de las seis incorporaciones de este verano, aún tiene mucho trabajo por hacer antes de su debut en la venidera Bundesliga, el próximo 27 de agosto en su visita al Colonia.

Nueve de los catorce goles de Sandro Wagner acabarían siendo decisivos en la última temporada del Darmstadt, dando 13 puntos al equipo en la Bundesliga. Foto: Alexander Scheuber/Bongarts/Getty Images.

En la portería, el Darsmatdt se ha reforzado con la llegada de Michael Esser, tercer portero menos goleado en la pasada edición de la Bundesliga austriaca. El meta alemán, ex del VfL Bochum, ha llegado al conjunto de Hesse procedente del Sturm Graz con la mirada puesta en repetir su espléndido rendimiento durante su particular erasmus en suelo austriaco. A sus 28 años, Esser competirá con otro recién llegado al Böllenfalltor: el portugués Daniel Heuer Fernandes, liberado tras el dramático descenso del Paderborn a la 3.Liga.

A sus 23 años, el joven portero servirá presuntamente de recambio a Esser, pues la experiencia del internacional Sub-21 con Portugal se limita a tan sólo 13 apariciones en 2.Bundesliga, concentrando principalmente su trayectoria en Regionalliga (4ª división) y la 3.Liga. Con esto, el Darmstadt pondrá a prueba esta temporada a dos porteros que aún no saben lo que es jugar en la máxima categoría del fútbol alemán.

Sin embargo, es en la defensa donde destacan las dos principales adquisiciones de los lirios en este mercado estivales. Conscientes de las limitaciones económicas del club, el Darmstadt ha reforzado el lateral derecho con la incorporación del experimentado internacional ucraniano Artem Fedetsky. A sus 31 años, el defensor llega a la Bundesliga en su primera temporada fuera del fútbol ucraniano, donde militó en las filas del Shakhtar Donetsk, Karpaty Lviv y estos últimos cuatro años en el Dnipro Dnipropetrovsk.

Fedetsky, llegado a coste cero, debería aportar la veteranía que le acreditan sus 184 partidos disputados en la Premier League ucraniana, y sus más de seis años como habitual en las listas de su selección nacional. Sin embargo, su competidor principal será el austriaco György Garics, titular la pasada campaña en el Darmstadt, en una temporada que le valió para acudir a la Eurocopa de Francia con su selección de Austria.

Pero será Immanuel Höhn -único jugador por el que el club ha pagado este verano- el auténtico encargado de reforzar la zaga del Darmstadt. Tras el desembolso de 750 mil euros al recién ascendido Friburgo, los lirios han conseguido la firma de un central que, a pesar de sus 24 años, suma a sus espaldas 42 actuaciones en la máxima categoría del fútbol germano. Esta experiencia podría ser decisiva en una posible dupla entre Höhn y Aytac Sulu -capitán del equipo- quienes serán, casi con total seguridad, los encargados de mantener a salvo la línea defensiva del equipo.

Por su parte, en la parcela ofensiva el club ha optado por fusionar experiencia y juventud, con las llegadas de Victor Obinna y Antonio Colak. El primero, ariete nigeriano de 29 años, llega tras una dilatada trayectoria internacional que le ha llevado a clubes de primer nivel como el Inter de Milán italiano, el West Ham inglés o el Málaga español. Sin embargo, la irregularidad que le ha impedido triunfar en dichos clubes será la misma que deberá combatir esta temporada, tras presenciar la pasada campaña el descenso de su Duisburgo a la 3.Liga, en un año en el que el nigeriano no consiguió superar la cifra de los 3 goles en el campeonato doméstico.

Mientras, el Hoffenheim ha optado por la opción del Darmstadt para ceder a una de sus promesas que no termina de convencer. Antonio Colak tiene ante sí una oportunidad clave de demostrar su valía tras su pobre desempeño la pasada campaña en las filas del Kaiserslautern -de la 2.Bundesliga-, donde permaneció cedido. Colak, internacional con las categorías inferiores de Croacia, cuenta apenas con 157 minutos de experiencia en la máxima categoría del fútbol germano, cifras que buscará engrosar en las filas de los lirios.

Con esto, y a expensas de una nueva incursión en el mercado, todo parece indicar que Norbert Meier tendrá mucho trabajo por delante esta temporada, con una plantilla cuyos movimientos estivales han dejado que desear -principalmente en cuanto a las salidas- y sufriendo las duras restricciones económicas de un club que, a día de hoy, parece tener más plantilla para disputar la 2.Bundesliga que la máxima división del fútbol alemán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *