YA ESTÁN LOS 23..DE NUEVO SIN REUS

JOACHIM LÖW se ve obligado a dejar fuera a un lesionado Marco Reus de la lista de 23 de Alemania para la UEFA EURO 2016. “Si estuviera a tope hubiera sido una gran ayuda”.

Equipo de la selección alemana para la UEFA EURO 2016
Porteros: Manuel Neuer (Bayern Múnich), Marc-André ter Stegen (Barcelona), Bernd Leno (Bayer Leverkusen).

Defensas: Jérôme Boateng (Bayern Múnich), Jonas Hector (Colonia), Mats Hummels (Borussia Dortmund), Benedikt Höwedes (Schalke), Shkodran Mustafi (Valencia), Emre Can (Liverpool), Antonio Rüdiger (Roma).

Alemania: los cinco mejores goles de la fase de clasificación

Centrocampistas: Sami Khedira (Juventus), Toni Kroos (Real Madrid), Mesut Özil (Arsenal), Julian Draxler (Wolfsburgo), Bastian Schweinsteiger (Manchester United), Joshua Kimmich (Bayern Múnich), Julian Weigl (Borussia Dortmund), Leroy Sané (Schalke).

Delanteros: Lukas Podolski (Galatasaray), Thomas Müller (Bayern Múnich), Mario Gomez (Beşiktaş), Mario Götze (Bayern Múnich), André Schürrle (Wolfsburgo).

Marco Reus es uno de los jugadores que se queda fuera de la UEFA EURO 2016 tras conocer la lista definitiva de 23.

El jugador, pieza clave del Borussia Dortmund, que también se perdió la Copa del Mundo de la FIFA en 2014, ha recibido la mala noticia el día de su 27 cumpleaños. Joachim Löw comentó que el jugador estaba luchando por dejar atrás su lesión en la ingle. “A nivel personal, esta decisión duele. Nuestro departamento médico no podía darnos una indicación clara sobre el estado de Marco”, explicó el seleccionador

“Nuestro departamento médico tiene dudas de que pueda aguantar las exigencias de un torneo como este. Es una decepción para él y para todos nosotros. Si estuviera recuperado habría sido muy positivo para el equipo”.

Karim Bellarabi, Sebastian Rudy y Julian Brandt también se marchan a casa. “Todos los jugadores lo han hecho muy bien en los entrenamientos. No es una decisión que se tome en contra de estos cuatro jugadores, sino a favor de los otros 23”, añadió Löw.

Análisis Grupo C: La campeona del mundo quiere su reinado local

Llega como campeona del mundo y quiere expandir su reinado dentro de su continente. Alemania enfrenta un grupo en el que buscará figurar e iniciar su camino hacia la corona continental, pero con ciertos peligros a tomar muy en cuenta en el arranque de su travesía.

Dice un libro muy popular desde siempre que “nadie es profeta en su tierra”. Sin embargo, la meta de Joachim Löw y su equipo será la de anular este precepto religioso. Con toda la ambición posible tras coronarse como campeones mundiales en Brasil 2014, la Mannschaft está concentrada en conquistar Europa y coronarse como campeona de la Eurocopa de Francia 2016. Sin embargo, en un camino que pudiera considerarse “fácil”, el cuador germano deberá verse las caras con Polonia, su verdugo en fase de grupos y bien liderada por Robert Lewandowski; Ucrania, quienes esperan dar la sorpresa y ser una piedra en el camino de los dos primeros favoritos de la mano de Konoplyanka y, finalmente, Irlanda del Norte, quien aprovechó la ampliación de cupos desde esta edición y está dispuesta a firmar un torneo espectacular donde no tiene nada que perder y mucho que ganar.

Alemania: hora de regresar al trono

El Grupo C de la Eurocopa de Francia 2016 está encabezado por Alemania, actual Campeona del Mundo y amplia favorita a conquistar el cetro europeo en esta edición del torneo continental. Sin embargo, más allá de su favoritismo especulativo, la Alemania de Joachim Löw atraviesa una especia de “resaca post-mundialista” de la que no logra librarse y que le ha costado derrotas inesperadas en partidos de corte amistoso internacional. A pesar de ello, su cartel de favorito no se bota y todas las miradas estarán puestas en las piezas nuevas que compondrán la convocatoria final de Löw, en lugar de jugadores ya retirados como Pert Mertesarcker, Philipp Lahm y Miroslav Klose.

La Alemania de Joachim Löw atraviesa una especia de “resaca post-mundialista” de la que no logra librarse

La misión de Alemania es clara: reconquistar el trono. Desde 1996, última vez en que la Mannschaft se coronó como campeona de Europa, la selección alemana atravesó dos períodos de oscurantismo futbolístico, en los que quedó fuera en primera ronda del torneo en el 2000 y 2004, sin lograr victorias y dejando la peor imagen de su historia. Sin embargo, la final de 2008 y las semifinales de 2012 han dado un nuevo aire de fe en su afición, quienes, tras el logró de ser el primer campeón mundial europeo en suelo americano, esperan conquistar el cetro europeo y convertirse en parte del selecto grupo de selecciones que conquistan Copa del Mundo y Eurocopa de forma seguida.

l equipo alemán espera repetir sus viejas glorias europeas y volverse, una vez más, en el equipo más ganador del viejo continente

Con Thomas Müller como principal figura ofensiva, más otros grandes jugadores con deseos de destacar como: Marco Reus, Mesut Özil, Sami Kedhira y Manuel Neuer, el equipo alemán espera repetir sus viejas glorias europeas y volverse, una vez más, en el equipo más ganador del viejo continente. Dentro de su plantel destaca también la inclusión de jóvenes valores como Leroy Sané, Joshua Kimmich o Julian Weigl, quienes buscarán hacerse un espacio en Francia 2016 y dar el salto de calidad para ser la esperanza de una generación emergente del fútbol alemán. La gran candidata espera no decepcionar y llegar lo más lejos que le sea posible en el certamen, aunque, con el título como única meta principal en su mente.

Polonia: Lewandowski y sus tropas contragolpistas

Junto a Alemania, el Grupo C alberga a una de las selecciones que levanta muchas expectativas sobre su desempeño en el certamen: Polonia. Con Robert Lewandowski como gran líder, el equipo polaco es el llamado a ser el gran rival de Alemania en el sector C y una de las selecciones más complicadas de superar de todo el torneo. De igual forma, tras unas discretas participaciones en sus últimas Eurocopas, Polonia buscará hacer historia y llegar lo más lejos que le sea posible en un torneo donde son uno de los combinados llamados a convertirse en “la sorpresa” del campeonato.

El equipo polaco es el llamado a ser el gran rival de Alemania en el sector C y una de las selecciones más complicadas de superar

Más allá de Lewandowski, Polonia se conforma de figuras como Milik, Piszczeck, Glik, Krychowiak o Blaszczykowski para respaldar el trabajo del gran goleador polaco. Desde la fase de clasificación, los polacos demostraron ser un rival firme en defensa y contundente en ataque. La mayor sorpresa de dicha fase fue su victoria de 2-0 sobre Alemania en Varsovia, lo cual significó el primer triunfo de Polonia sobre el equipo teutón en toda la historia. En cuanto a las eurocopas, tras las ausencias en los torneos de 2000 y 2004, los polacos regresaron en 2008 y 2012 quedando eliminados en la primera ronda.

Este torneo de 2016 es la oportunidad de dar un salto de calidad

Curiosamente, compartieron grupo con los germanos en 2008, donde cayeron 2-0 gracias a un doblete de Lukas Podolski en el partido inicial del Grupo B, del que se marcharon con apenas un punto a su favor y un balance de un gol a favor y cuatro en contra. Luego, en 2012, como coanfitriones del torneo, Polonia firmó dos empates a un gol ante Grecia y Rusia y acabó siendo derrotada 1-0 por República Checa para finalizar con dos puntos a favor y un balance de dos goles a favor y tres en contra, por lo que este torneo de 2016 es la oportunidad de dar un salto de calidad en una generación de futbolistas polacos que quiere demostrar la misma calidad que han desarrollado en sus clubes.

Ucrania: siempre presente

Tras los dos equipos llamados a figurar viene Ucrania, un combinado que está en pleno proceso de rejuvenecimiento y que siempre se hace presente en los torneos importantes. Con Yevhen Konoplyanka como máximo referente, los ucranianos están a disposición de complicar las cosas en el Grupo C y convertirse en el equipo revelación del torneo. Su juego rápido y vertiginoso es una amenaza para selecciones como Alemania, que gustan de jugar adelantadas y con espacios claros en defensa para la ofensiva rival. Sin embargo, su ritmo de juego suele tropezarse ante otros como Polonia, quienes renuncian a la posesión y trasladan la obligación a sus rivales, por lo que el duelo ante los polacos es la clave para las opciones de los ucranianos dentro de la competición.

Konoplyanka es la gran figura de los ucranianos. // (Foto de goal.com)

Quedando ausente en los torneos europeos desde 1996 hasta la fecha, las Copas del Mundo fueron los mejores escenarios para figurar. Sin embargo, con su regreso como coanfitriones en la Eurocopa de 2012, los ucranianos han esperado con ansias la cita de 2016 para demostrar que pueden figurar en Europa así como en el mundo. Ubicados en el Grupo D de la pasada competición, Ucrania se fue del torneo en primera ronda con tres puntos y un balance de dos goles a favor por cuatro en contra, producto de una victoria de 2-1 sobre Suecia (con doblete del histórico Schevchenko) y dos derrotas de 0-2 ante Francia y de 1-0 ante Inglaterra.

Irlanda del Norte: sin nada que perder

Finalmente, el Grupo C se complemente con la presencia de Irlanda del Norte, quien obtuvo su primera clasificación a la Fase Final de una Eurocopa en esta ocasión. Sin mayor historia ni tradición que contar, la selección de Irlanda del Norte es la invitada a ser “la Cenicienta” de su grupo. Sin embargo, con jugadores como Shane Ferguson, Steven Davis, Ryan McLaughlin y James Gray, los irlandeses del norte esperan dar la sorpresa, no solo de su grupo, sino de todo el torneo. Apegados a su línea defensiva y apostándole al contragolpe rápido y mortal, con la típica dosis de juego aéreo acostumbrada, el equipo irlandés buscará sobreponerse a la adversidad de rivales de tradición como Alemania, o de contrincantes con mayor cartel individual como Ucrania y Polonia, para escribir su nombre con letras doradas en la Eurocopa de Francia 2016.

Análisis táctico de Alemania: a conquistar Europa

Tras proclamarse como Campeona del Mundo en Brasil 2014, Alemania ve la Eurocopa como la oportunidad de dar un golpe de autoridad en tierra europea y asentarse, una vez más, como la monarca del viejo continente, éxito que no logra desde 1996.

Han pasado ya 20 años desde aquel gol en extra tiempo de Oliver Bierhoff, el cual le permitió a Alemania levantar una Eurocopa y ser la monarca continental. En esa ocasión, seis años después de proclamarse como campeona mundial en Italia 1990, la selección dirigida por Berti Vogs se convirtió en tres veces ganadora del torneo europeo, transformándose en la más ganadora hasta ese entonces. Ahora, con dos décadas encima y un par de fracasos en las Eurocopas de 2000 y 2004, la Alemania de Joahcim Löw se reporta lista para asalatar una vez más el cetro europeo y convertirse, nuevamente, en la selección más ganadora de la historia de la Eurocopa.

De la gloria mundial al anhelo europeo

Con la consecusión de la Copa del Mundo de Brasil 2014, la Mannschaft se ha establecido como candidata a todo torneo que disputa, exhibiendo una generación joven de jugadores teutones que distan mucho de las generaciones pasadas en cuanto a características futbolísticas. Sin embargo, con el éxito mundial ha llegado también una especie de “resaca copera”, la cual nos ha mostrado un rostro mucho más vulnerable del que se reflejó en las etapas previas a la Copa del Mundo. Con varios amistosos perdidos, como el reciente 1-3 ante Eslovaquia, Alemania llega a Francia 2016 con la ambición de igualar la gesta española de levantar campeonato mundial y campeonato europeo de manera continua, además de comenzar a establecer un dominio futbolístico por mucho tiempo.

Löw se ha convertido en el décimo entrenador de la Mannschaft en toda su historia

Clasificada como líder de su grupo en las eliminatorias, Alemania ha decidido seguir encomendando su camino en las manos de Joachim Löw, quien ha dado giros revolucionarios a los conceptos futbolísticos de todo el fútbol alemán. Desde su nombramiento en 2006, Löw se ha convertido en el décimo entrenador de la Mannschaft en toda su historia, mostrando la constancia y perseverancia que la federación germana trata de inculcar en todas sus divisiones. Como técnico campeón del mundo, Alemania confía en el trabajo de Löw para regresar a la Mannschaft al máximo cetro europeo y seguir afianzando la mutación del fútbol alemán en cuanto al concepto futbolístico del que se origina su estrategia.

Permutación de sistemas

Con Löw al frente, Alemania ha ido desarrollando una especie de permutación de sistemas tácticos que le han permitido llegar a la gran final de la Eurocopa de 2008, al tercer lugar en la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010, a semifinales en la Eurocopa de 2012 y la ya mencionado campeonato mundial de Brasil 2014. Inicialmente, Alemania dispone de un 4-2-3-1 bien diagramado, donde de los dos volantes centrales, es uno el que retrocede para anclarse junto a los zagueros centrales, quienes se expanden a los corredores, permitiendo el adelantamiento de los carrileros y la incorporación de los extremos en diagonal hacia el centro, oxigenando al volante creativo y permitiendo la multiplicidad de escenarios ofensivos en una sola jugada. De igual forma, con la línea defensiva casi a 40 metros por delante de Neuer, Alemania se convierte en un escudo férreo en zona de volantes, desde donde corta las ideas del rival y reabre su ofensiva, asfixiando lentamente a su adversario con una monopolización clara del balón.Alemania se convierte en un escudo férreo en zona de volantes, desde donde corta las ideas del rival y reabre su ofensiva

Alemania se convierte en un escudo férreo en zona de volantes, desde donde corta las ideas del rival y reabre su ofensiva

De igual forma, como lo hizo en Brasil 2014, Alemania puede apostarle a un 4-3-3 bien definido, siendo este su sistema predilecto para cada encuentro. En esta idea, el volante central arranca claramente colocado en la tómbola central del terreno de juego, con los interiores bien definidos y dos extremos que se terminan incorporando a zona de creación, para que los laterales abran la cancha por completo. Al igual que en el 4-2-3-1, el equipo se adelanta por completo, con los centrales jugando en la zona de volantes para impedir el contragolpe rival y regresar el balón al área rival de forma rápida. La salida se produce desde los centrales, donde el buen pie de Hummels y los cambios de juego de Boateng se convierten en las dos alternativas más utilizadas por Löw para orientar el juego, con Schweinsteiger o Kroos alternándose la idea de mediocentro y siendo las bujías que conducen el juego teutón hacia campo rival, donde özil y Götze cambian constantemente de posición para abrirle el paso a Müller dentro del área.

Dentro del sistema de juego de Alemania, la posición de mediocentro se convierte en la más importante para la idea de Löw

Dentro del sistema de juego de Alemania, la posición de mediocentro se convierte en la más importante para la idea de Löw. De sus pies se desprende toda la generación de juego, por lo que no sorprende ver a Kroos o Schweinsteiger ocupar esa demarcación, con Kherida más adelantado y siendo el respaldo ofensivo y la primera cobertura para tapar la contra rival. De igual forma, la alternancia entre delantero centro y “falso 9”, le permite a Alemania expandir sus ideas ofensivas, teniendo a Mario Gómez (9 natural) y a Müller o Götze (Falsos 9) como opciones de ataque. Ya sea con Gómez o con los atacantes del Bayern, Alemania busca la profundidad de su extremos, pero, también, la movilidad constante de su delantero centro, quien suele botarse hacia los costados o salir de zona de remate para encarar a los defensas rivales y servir de opción de pase para definir la jugada con la aparición sorpresiva de los volantes desde atrás. En este sentido, tampoco sorprende la incorporación directa de los zagueros centrales en zona de remate, quienes, al hacerlo, son acorazados por los laterales o los interiores, en pleno retroceso para no desconfigurar al equipo en zona baja.

Kroos y Schweinsteiger son los elegidos de Löw para la posición de mediocentro. // (Foto de Getty Images)

Los escogidos de Löw

Para echar a andar su múltiple idea táctica, Joachim Löw ha escogido a su listado oficial de 23 jugadores, quienes defenderán los intereses germanos en la Eurocopa de Francia 2016. Dentro de la convocatoria, destacan las ausencias de Sebastian Rudy (Hoffenheim), Karim Bellarabi y Julian Brandt (Bayer Leverkusen) y Marco Reus (Borussia Dortmund), éste último siendo la baja más sensible de todo el plantel por problemas de lesión. De igual forma, otros como Ilkay Gündogan (Borussia Dortmund), también se quedan fuera por lesión y se convierten en bajas sensibles para Alemania por la calidad individual que pudieron haberle aportado al equipo de Löw.

Como en Brasil 2014, Alemania se queda sin la electricidad y rapidez de Marco Reus, pero, en su lugar, escoge a tres chicos revelación en Bundesliga en esta temporada y a quienes Löw da la confianza para ser las promesas del futuro del fútbol alemán. Ellos son: Julian Weigl (Borussia Dortmund), Joshua Kimmich (Bayern de Múnich) y Leroy Sané (Schalke 04), quienes se convierten en los rostros más jóvenes de la convocatoria de la Mannschaft. La selección final la cierran los ya conocidos Thomas Müller, Jerome Boateng, Mario Götze y Manuel Neuer (Bayern de Múnich), Mats Hummels (Borussia Dortmund), Sami Khedira (Juventus), Mesut Özil (Arsenal), Mario Gómez (Besiktas) y la incorporación de Marc André ter Stegen (FC Barcelona) y Bernd Leno (Bayer Leverkusen) como acompañantes de Neuer y apuestas a futuro para el arco alemán.

Once Ideal

Con las piezas sobre la mesa, no es raro imaginar el once titular que Joachim Löw pueda armar como la base de su equipo en la Eurocopa. Apostándole siempre a un posible 4-3-3 con tendencias a 4-2-3-1, Löw podría contar con Neuer en la portería, siendo este, quizás, el único puesto garantizado en todo el once titular. En defensa, Hummels y Boateng se perfilan como candidatos idóneos para la zaga de centrales, acompañados por Jonas Hector y Emre Can por los laterales. En zona de volantes, Schweisnteiger, Khedira y Kroos parecen ir como abanderados de la zona central, con Müller y Özil por los costados, para dejar que Mario Gómez abra como centrodelantero de la Mannschaft, aunque con Götze como posible variante si se le apuesta a la idea del “falso 9”. En caso de alguna lesión, Draxler, Podolski o, incluso, Sané, Kimmich y Weigl son las primeras opciones para cubrir espacios.

La estrella de Alemania: Thomas Müller, gol con carácter teutón

Carácter, genio, liderazgo, asociación, combinación y gol. Thomas Müller es, sin armar mucho ruido, uno de los mejores jugadores de Europa, uno de esos que nunca falla y que seguro que no defraudará en este Eurocopa. Con su equipo, el Bayern de Múnich, demuestra partido a partido y temporada a temporada que es una de las piedras angulares de cualquier proyecto de fútbol que se piense en el conjunto muniqués. Con Alemania ha demostrado tener la experiencia necesaria para tirar del carro o liderar al equipo. Su carácter y sus goles son el tesoro más preciado en Alemania.

Thomas Müller es, sin duda, uno de los exponentes del fútbol alemán, una de las figuras que ha llegado a la cima del balompié sin demasiado ruido mediático. Su carácter, su ambición, sus goles y su estilo lo han convertido en una gran estrella, un referente que lidera a sus equipos dentro y fuera del campo. Capitán sin brazalete, goleador insaciable, generoso y con una gran visión de juego. Con 26 años, Müller ha aprovechado cualquier aparador para demostrar su valía, encarnando la transformación del fútbol teutón y con unas ganas y una manera de disfrutar que lo han llevado a dar caza y establecer marcas a tener en cuenta.

Delantero todoterreno. Müller puede jugar de delantero centro, de segundo delantero, caer a banda para desbordar o incluso retrasar su posición, dejarse ver por la zona del mediapunta para asociarse y generar espacios. Con un gran fondo físico, buena visión de juego, calidad para asociarse e inteligencia, el jugador bávaro entiende a la perfección el ataque posicional. Sin embargo, con espacio y campo para correr, controlando o rematando dentro del área, Müller es aún más letal. Su hábitat, donde se siente más cómodo, es donde puede oler el gol.

La encarnación del estilo de fútbol alemán

Müller ejemplifica el nuevo estilo de fútbol alemán, la perfecta combinación del ataque en estático, la velocidad a la contra y la voracidad dentro del área

Quizás las llegadas de Guardiola al Bayern y de Joachim Löw a la Mannschaft ejemplificaron y evidenciaron aún más la transformación del estilo teutón. Los equipos germanos dejaron de ser toscos, fuertes defensivamente y faltos de estrategia. Evolucionaron y se convirtieron en máquinas que se adaptan, adoptaron el estilo que marcó España con el ataque en estático y lo convirtieron en una poderosa arma alemana. Jugadores con gran visión de juego y gran calidad para combinar, mente fría, pausa, el pase preciso en el espacio generado y la artillería infalible. Alemania consiguió combinar a la perfección el nuevo modelo de fútbol europeo y su seña de identidad: velocidad para salir a la contra y una llegada letal a la zona decisiva del terreno de juego.

Sin duda, uno de los jugadores que mejor ejemplifica este cambio es Thomas Müller: Alto, con poderío por arriba, letal dentro del área y algo tosco; a la vez que rápido, hábil con el balón, capaz de asociarse y de generar espacios combinando o sin balón. Müller se adapta sin problemas a las necesidades del partido, a veces sin darse cuenta. Con defensas cerradas, cuando Alemania o el Bayern dominan la posesión, el ariete se convierte en una boya, baja a recibir, conduce, se asocia y crea el espacio. Si es necesario, se deja caer a la banda para poder desbordar y generar superioridad; o se encarga de adelantar la defensa recibiendo, girándose y con un potente disparo.

Müller no deja de ser un delantero y es ejerciendo de tal cuando se siente más cómodo y cuando genera más peligro. Rápido a la contra, conduciendo el balón o atacando el espacio, el bávaro muestra su habilidad a pesar de su envergadura. Cuando llega a las inmediaciones del área, cuando huele el gol, es cuando más letal es Müller: con su cuerpo se crea el espacio, recibe y dispara antes de que la defensa pueda hacer nada. Dentro del área se mueve como pez en el agua, busca si sitio y fulmina al rival. De cabeza, con la derecha, con la izquierda o como pueda, su misión es mandar la pelota al fondo de la red.

Un capitán sin brazalete, líder indiscutible

El delantero del Bayern es uno de esos jugadores que amas cuando tienes en tu equipo pero que puedes llegar a odiar si eres el rival. Además de su peligro futbolístico, Müller es más que necesario en cualquier equipo por lo intangible que aporta al vestuario: se carga el equipo a la espalda si es necesario, es un referente, un líder sin balón dentro del campo y fuera.

Müller es todo carácter, protesta, gesticula, se enfada, es el primero en reír y no le importa si tiene que recriminar algo a un rival, al árbitro o a un compañero. En este aspecto, actúa como un capitán dentro y fuera del campo pero, a la vez, como si llevara toda una vida jugado a fútbol, como si fuera un jugador con una dilatada carrera y unos galones de esos que marcan generaciones. Müller los tiene y solo tiene 26 años.

Goleador demoledor de récords

Thomas Müller debutó como jugador de primer nivel en 2008 con el Bayern de Múnich. Poco necesitó para debutar con la selección germana, formando parte de la lista del Mundial de Sudáfrica en 2010 en el que se convirtió en una de las gratas sorpresas. Ocho temporadas con el conjunto muniqués, dos participaciones mundialistas y una Eurocopa. El bagaje de Müller como futbolista profesional incluye una larga lista de aparadores y competiciones conquistadas.

Con ocho temporadas como profesional, Müller se ha convertido en un cazador de récords

Con el conjunto muniqués Müller se ha convertido en el jugador más joven en conseguir 50 victorias en Champions, además de ser el jugador en anotar el gol 2.300 de los bávaros en su estadio. Su mejor registro goleador en la Bundesliga estaba en 13 tantos, algo que consiguió en cuatro ocasiones. Esta temporada no solo rompió ese registro, sino que lo prolongó hasta los 20 tantos. Curiosamente, Müller nunca se ha alzado con el trofeo de máximo goleador de la competición germana.

on el Bayern de Múnich, además de las competiciones locales como la liga y la copa, ha disputado la Champions Leauge, el Mundial de Clubes y la Supercopa de Europa. En total, 156 goles en ocho años. Con Alemania su sed goleadora también ha dejado los registros propios de un gran goleador. Entre competiciones oficiales y clasificatorias, Müller ha anotado ni más ni menos que 26 goles en seis años. Además, se ha convertido en uno de los máximos goleadores germanos de la historia mundialista. Entre Sudáfrica 2010 y Brasil 2014 el delantero bávaro ha anotado diez goles, cinco en cada edición. Siguiendo con estos números su proyección le permite soñar con un récord: alcanzar a Miroslav Klose en lo alto de la historia de los Mundiales, un techo fijado en 16 goles conseguidos en cuatro participaciones. Como mínimo a Müller le queda un Mundial más y está a “solo” seis goles de empatar el registro, ya mítico, establecido por Klose.

Müller podría alncanzar el registro mundialista de 16 tantos establecidos por Klose (Foto: dailymail.co.uk).

Müller solo acumula una única experiencia en la Eurocopa, en la edición de 2012. El delantero solo pudo disputar cinco partidos, tres como titular, antes de que Alemania cayera eliminada en semifinales ante Italia, actual subcampeona del torneo. Müller, que en su último gran torneo con la Mannschaft había anotado cinco goles –en el Mundial de Sudáfrica dos años antes- no vio portería en ninguna ocasión. Sin embargo, dos años después en Brasil se rehízo, anotó otros cinco goles y conquistó la cuarta estrella mundialista para Alemania. Después de haber cerrado la temporada con el Bayern con 20 goles, conquistando Bundesliga y DFB Pokal, seguro que el carácter y el olfato goleador de Müller volverán a brillar en la Euro 2016.

El cotizado Leroy Sané pone fecha para decidir su futuro

Relacionado con el FC Barcelona, Manchester City o Bayern Múnich, Leroy Sané se ha convertido en una de las joyas del mercado estival. Solamente tiene 20 años pero el joven alemán del Schalke 04 viene de firmar una excelente temporada con esta escuadra, en la que ha anotado 9 goles en 42 partidos.

Ahora ha hablado sobre su futuro en declaraciones que recoge TuttoMercato: «Decidiré mi futuro después de la selección». Así que habrá que esperar a que concluya su estancia con el combinado nacional de Alemania para saber si este verano podrá cambiar de aires.

La increíble ascensión del RB Leipzig, el club más odiado de Alemania

«Todo el mundo en Alemania detesta a este equipo. Es exactamente el tipo de escuadra que nadie quiere ver en la Bundesliga, en manos de una empresa sin ningún tipo de tradición». Esto es lo que afirma Tobias Feldhoff, periodista y compañero nuestro de Fussball Transfers, que no se anda por las ramas al describir cómo se ve en Alemania al RB Leipzig, recién ascendido a la Bundesliga para la temporada que viene. No parece la mejor manera de dar la bienvenida a un equipo que ha acabado en segunda posición la 2.Bundesliga y que aumentará la competencia y presumiblemente el nivel del campeonato. ¿Por qué entonces ese rechazo?

La primera razón de ese desencanto nace de la construcción de esta escuadra. El jefe de Red Bull, Dietrich Mateschitz, ha fabricado su nuevo equipo de fútbol (tras Red Bull Salzburgo y New York Red Bulls) comprando en 2009 el SSV Markranstädt, en las afueras de Leipzig. Obviamente quería añadir el nombre de su marca de bebida energética al club, pero la Federación de Alemania lo prohíbe y por eso se llama RasenBallsport Leipzig, o RB Leipzig.

Decidido a convertirlo en uno de los grandes clubes del fútbol alemán, comenzó a invertir dinero masivamente, pero es complicado hacer fichajes importantes cuando militas en quinta o cuarta división, así que apostaron por jóvenes talentos. «Ellos no quieren firmar a jugadores de más de 24 años. David Selke, Rani Khedira (hermano de Sami, el jugador de la Juventus), Yussuf Poulsen, Lukas Klostermann han sido reclutados en los últimos años y ahora apuntan a Timo Werner y Timo Baumgartl (Stuttgart, recién descendido), ambos 20 años de edad», nos dice Tobias Feldhoff.

Tras su llegada a la 2.Bundesliga en 2014, invirtió 23,5 M€ en fichajes, por 26,1 M€ en el verano de 2015, siendo el séptimo que más gastó en fichajes de toda Alemania, delante de escuadras como Schalke 04 o Hoffenheim. De hecho tiene a 8 de los 10 fichajes más caros de la historia de la categoría de plata del fútbol teutón.

Ahora su objetivo será consolidarse en la Bundesliga y ser dentro de poco uno de los equipos más competitivos de la misma, como bien nos ha asegurado Tobias Feldhoff: «Creo que estará entre los 5 primeros del campeonato en los dos próximos años. Para Bayern Múnich o Borussia de Dortmund no es una amenaza a corto plazo, pero sí para Schalke 04, Wolfsburgo o Borussia de M’gladbach».

Pulisic pide sitio en la Copa América

El jugador del Borussia Dortmund es la gran joya del país norteamericano

Estados Unidos vuelve a tener un niño prodigio. Se trata de Christian Pulisic, futbolista del Borussia Dortmund. El joven centrocampista ofensivo, de tan solo 17 años, marcó este sábado ante la Selección de Bolivia su primer gol como internacional con la absoluta en la victoria de los de Klinsmann por 4-0.

Veo todo lo que la gente dice y las expectativas que tienen sobre mí. Solo trato de convertirme en el mejor jugador que puedo ser. Estoy muy agradecido por la oportunidad”

Christian Pulisic

Christian Pulisic saltó al terreno de juego del Children’s Mercy Park de Kansas en el minuto 63 de partidos para sustituir a Zardes. Apenas 6 minutos después combinó en la frontal del área con Nagbe y se internó en el área, donde batió con un disparo raso a Viscarra, llevando al marcador el cuarto gol de los hombres de Klinsmann.

El primer gol de Pulisic con la Selección de Estados Unidos

Con este tanto, el joven talento del Borussia Dortmund se convierte en el goleador más joven de la historia de Estados Unidos con apenas 17 años y 8 meses. Supera, de este modo, a Juan Agudelo que marcó en noviembre de 2010 ante Sudáfrica pero con tres meses más de edad.

La responsabilidad de Klinsmann

El 17 de abril el nombre de Christian Pulisic saltó definitivamente a los medios de comunicación. Tras más de un mes a principios de año entrando de forma esporádica en el equipo de Thomas Tuchel, el joven centrocampista estadounidense anotó su primer gol en la Bundesliga, con 17 años, ante el Hamburgo y tras su segunda titularidad.

Enseguida los medios vieron en él la enésima joya de la factoría norteamericana. Una nueva oportunidad para situar a Estados Unidos en el fútbol europeo, una nueva oportunidad para que aparezca otro Donovan.

No obstante, en Estados Unidos tienen también precedentes de futbolistas que apuntaban a lo más alto del fútbol mundial y terminaron en ‘gatillazo’. El último, Fredy Adu, el joven de origen ghanés que comparaban con Pelé en sus inicios y cuya adaptación a Europa no funcionó. Por eso, la mira está puesta ahora en Jurgen Klinsmann, tiene una joya y una responsabilidad en sus manos.

 

1-3: Ter Stegen ‘canta’ en la derrota de Alemania

  • El balón le ha pasado por debajo de las piernas en el tercer gol de Eslovaquia en suelo germano

Marc-André ter Stegen no ha tenido una afortunada actuación en su regreso a la portería de la selección alemana absoluta. El cancerbero del Barça ha sustituido a Bernd Leno en el descanso del amistoso que la vigente campeona mundial ha acabado perdiendo (1-3) ante Eslovaquia en el WWK Arena de Augsburgo. Los balcánicos ya ganaban por 1-2 cuando Ter Stegen ha hecho acto de presencia pero el azulgrana ha visto cómo se le colaba el balón entre las piernas tras un remate no muy duro de Juraj Kucka a los siete minutos de entrar en el campo.

Ter Stegen, con la confianza de Joachim Löw, figura en la lista de convocados para la Eurocopa aunque será Manuel Neuer el titular. En cuanto al partido de los germanos, Mario Gómez fue el autor del único tanto local antes de que Marek Hamsik y Michal Duris voltearan la contienda y Kucka rematara el triunfo eslovaco.

Junta Directiva del Schalke 04 habría dado luz verde a la contratación de Weinzierl

“Los Azules Reales” saben que la actuación del equipo la más reciente temporada estuvo muy lejos de sus aspiraciones y de la expectativa de los aficionados. Por lo tanto, toman medidas para darle la vuelta la situación. Lo primero fue el cambio de director deportivo: contratan a Heidel en sustitución de Heldt y ahora buscan un reemplazo de Breitenreiter, quien solo logró la clasificación a UEFA Europa League.

El miércoles pasado, el consejo de administración del Schalke 04 habría aprobado la contratación del exdirector técnico del FC Augsburg, Markus Weinzierl, de acuerdo a informaciones del periódico alemán Funke Mediengruppe. No obstante, el club no ha querido pronunciarse al respecto y mantiene silencio ante el tema del nuevo entrenador.

Sin embargo, la decisión del órgano de control debe estar bajo por unanimidad. Por tal motivo, este podría ser obstáculo importante durante el curso de las negociaciones. Según informes, los de Gelsenkirchen pagarán una recisión de contrato estimada en 3 millones de euros, con lo que entrenador de 41 años se aseguraría un vínculo por 3 años con los de la Cuenca del Ruhr.

Esta información, coincide con las declaraciones del adiestrador esta semana al semanario Die Zeit, en las cuales deja entrever indirectamente su salida del Augsburg luego de 4 años de campaña. “Hemos conseguido todo lo que hemos logrado juntos. Ahora uno tiene que hacerse cargo de nuevas ideas y nuevas visiones “.

¿Cuáles serán los descartes para la UEFA EURO 2016?

Por Quim Ferré
Publicado el 28/05/2016
El próximo martes 31 de mayo, Joachim Löw dara la lista oficial de los seleccionados para disputar el torneo entre naciones del continente europeo, el cual no gana Alemania desde 1996. La lista actual es de 27 futbolistas, teniendo que eliminar a cuatro en los próximos días para formar la plantilla con los 23 reglamentarios. Estamos delante de un duelo generacional, en el que en algunas posiciones el entrenador absoluto deberá elegir entre la experiencia o la frescura. En otros casos simplemente deberá premiar la calidad. Cuatro de los posibles duelos son:
JULIAN BRANDT frente a LUKAS PODOLSKI
El joven extremo izquierdo del Bayer Leverkusen ha cuajado una notable temporada a sus 20 años, sumando 10 goles y 8 asistencias en 44 partidos oficiales con el club de la aspirina. Ha funcionado tanto saliendo de inicio como siendo utilizado como revulsivo desde el banquillo. En caso de ir convocado su función sería la segunda, puesto que los galones de Marco Reus le hacen prácticamente un fijo en el flanco izquierdo del ataque de la selección.
El otro candidato es el veterano Lukas Podolski. Pese a sus 30 años, ha hecho una temporada aceptable anotando 17 goles y dando 10 asistencias en la liga turca con el Galatasaray. No obstante, el nivel de dicha competición es bastante inferior al de la Eurocopa. Lejos queda ese jugador con explosividad y cambio de ritmo, pese a que conserva su fabuloso disparo desde la larga distancia. Sin embargo, Löw buscará una alternativa para los finales de partido, para tener frescura y desborde en el costado zurdo de la ofensiva. En ese aspecto, Brandt parece ligeramente favorito al atacante nacido en Gliwice, Polonia.
JOSHUA KIMMICH frente a SEBASTIAN RUDY
El joven futbolista de 21 años ha cuajado una gran temporada después de ser fichado el pasado verano por 8,5 millones de euros. Dejó el Stuttgart para formar parte del Bayern. La mayoría de la temporada la ha ejercido en la posición de central, dadas las lesiones de Jerome Boateng y Javi Martínez. Pese a su poco físico y altura, ha salvado al equipo en más de una ocasión gracias a su gran posicionamiento y su rapidez, recordando al papel que realiza Javier Mascherano en el FC Barcelona. Su polivalencia le permite jugar tanto en el eje de la defensa como en la medular, aunque es posible que Löw quiera probarlo como lateral, puesto que solo ha convocado a Jonas Hector para el costado izquierdo. El derecho quedará para un futbolista reciclado en dicha posición.
Sebastian Rudy es también centrocampista defensivo, al igual que Kimmich, pero su rendimiento en el Hoffenheim ha sido más bien discreto. Es un jugador del mismo perfil que su compañero, pero algo más veterano y experimentado. Para jugar en la medular es mas posible que opte por Rudy gracis a la madurez que tiene gracias a sus 26 años, pero si se fija en el lateral parece que el joven Joshua tiene más posibilidades. De todas formas podría optar por convocar a ambos y sacrificar a un jugador de ataque para tener una mayor profundidad en el aspecto defensivo.
JULIAN WEIGL frente a EMRE CAN
Weigl ha sido probablemente la gran sensación juvenil en la temporada de la Bundesliga. Llegó al Borussia Dortmund por solo 2,5 millones de euros procedente del 1860 Múnich. Pronto se hizo dueño y señor de la medular del equipo de Thomas Tuchel por delante de futbolistas de la talla de Gonzalo Castro e Ilkay Gündogan. Su pragmatismo y sencillez a la hora de salir con el balón sin complicarse le hacen ser una pieza esencial ahí donde juegue. Por esa característica se le compara con Sergio Busquets, aunque aún está lejos de llegar al nivel del fantástico jugador catalán.
Por su parte, Emre Can ha ido de menos a más, como todo el Liverpool. La confianza que Jürgen Klopp ha depositado en él le ha hecho que el futbolista nacido en Frankfurt haya dado un salto considerable de nivel. Tanto Weigl como Can són jóvenes, pero el segundo está algo más experimentado, puesto que estuvo jugando en el Bayer Leverkusen durante un año para luego estar en el club de Anfield. Esos dos años al máximo nivel están por delante del año que lleva Weigl, aunque no será una decisión fácil para Löw. También podria optar por convocarlos a los dos y usarlos como pareja en la medular, pero parece que Sami Khedira tiene un lugar y un peso demasiado grandes en su esquema como para sacrificarlo. También será importante ver el estado de forma de Bastian Schweinsteiger después de no jugar desde finales de marzo.
LEROY SANÉ frente a JULIAN DRAXLER
Dos de los mejores prospectos jóvenes de la selección. Posiblemente la decisión más complicada de todas. Leroy Sané es otra de las grandes revelaciones juveniles de la temporada, habiendo mostrado un gran nivel a sus 20 años. Su gran papel en la sub21 ha hecho que Löw se fije en él para convocarlo para estos partidos preparatorios.
Por su parte, Julian Draxler parece que será relegado al costado derecho del ataque, puesto que la mediapunta está muy competida con el cualitativo Mesut Özil y el siempre querido Mario Götze. El flanco zurdo parece adjudicado para Marco Reus y competido por Julian Brandt. La derecha será competida con ambos, aunque podrían ir convocados los dos en caso de que Karim Bellarabi no se recupere de su lesión.
Sea cual sea la elección del entrenador, está claro que Alemania será una de las firmes candidatas a llevarse un trofeo que no alza desde hace 20 años.